Diario Extra – ¿Cómo tener intimidad de pared por medio?


Espectáculos

Soy una mujer casada de 22 años. Me casé hace 2 años porque quedé embarazada, aunque desde hacía mucho queríamos casarnos porque “jalamos” desde que yo tenía 14 años. Él me dio todo el respaldo y nos fuimos a vivir a la casa de la mamá, que es muy buena conmigo. El problema es que es una casa muy pequeña y estamos de pared por medio de los cuartos de los hermanos, todo se oye y así no puedo tener relaciones.

 

Muchas parejas que se quieren y que piensan casarse a veces bajan la guardia en materia anticonceptiva y son sorprendidas por un embarazo que, aun cuando a la larga era deseado, no estaban logísticamente preparadas. 

Vivir con los suegros plantea una serie de retos e inconvenientes difíciles de sobrellevar. En el caso en que se muestren solidarios y amigables no cabe duda de que la intimidad que requiere una pareja se ve en menor o mayor medida limitada, no solo en el diario vivir, sino también en la esfera sexual. Toda pareja necesita un espacio “solo para dos” en el que no graviten otros adultos. Se sobreentiende que la situación es más difícil cuando los suegros toleran esta cohabitación a regañadientes, en cuyo caso la dinámica doméstica se vuelve difícil y conflictiva.

Por otra parte, en casas pequeñas donde los cuartos están de pared por medio es incómoda la vida sexual precisamente “porque todo se oye” y el acto sexual se debe realizar de manera comedida para evitar que gritos, suspiros y gemidos sean escuchados en toda la casa.

Aun cuando se puede utilizar algunos artilugios como poner música, subir el volumen del televisor o aprovechar cuando el resto de la familia no está, es claro que nunca será igual que cuando se cuenta con un “nidito de amor”. Por eso, la única solución es simple, esperar que la prosperidad aflore para contar con un hogar propio.



Source link

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook