Diario Extra – ¿Cuánto durará esta pandemia?


En el día a día los hombres de ciencia recibimos una y otra vez la misma pregunta en diversas versiones. ¿Cuándo pasará la pandemia? ¿Cuánto tiempo falta para tener la vacuna? ¿Cuánto tiempo hay que esperar para que surja un medicamento milagroso?

Nos hacen esas preguntas como si fuéramos adivinos, como si pudiéramos ver el futuro, cuando en verdad la ciencia no ve hacia adelante, sino más bien pone sus ojos en lo acontecido. Así tenemos que buscar en la historia un marco de referencia que nos indique cómo han evolucionado otras pandemias para sacar conclusiones y sobre todo para instaurar medidas preventivas.

Uno de los aspectos que destaca la ciencia es que en las etapas iniciales de las pandemias la población ha creído que no se trata de nada grave, que es un fenómeno transitorio, finito y de corta data. 

Así se pensó en el siglo XIV con la peste negra. Al inicio se le restó importancia y luego cada vez que había un descenso en el número de víctimas se creía que ya el mal había pasado.

Claro está, la peste negra duró al menos diez años recorriendo Europa y luego el resto del mundo, y se cobró tantas vidas que los europeos tardaron 200 años en recuperar la población que tenían antes de la peste.

Por eso hoy debemos prever que a lo mejor el nuevo coronavirus no va a ser algo de unos cuantos meses, sino que es posible que dure varios años.

Otra característica que observamos en las pandemias son las oscilaciones. Así con la gripe española se tuvo una ola inicial de casos que cuando pasó, la población pensó que ya se había ido para siempre, por lo que relajó sus cuidados y en unos cuantos meses vino una segunda oleada, que arrasó a esas poblaciones que habían bajado la guardia. Más triste aún fue la tercera oleada porque afectó a muchos países que hasta ese momento se habían salvado de esta temible gripe, como sucedió con Australia.

Por eso, al margen de lo que pueda suceder en estos días, todos debemos ser estrictos con nuestras medidas preventivas, aun cuando no tengamos un solo caso, porque estas infecciones son traicioneras, y con sus ondulaciones y oleajes hacen creer a la población que se fueron cuando en verdad simplemente están tomando fuerza para hacer un repunte. 

Hoy vemos cómo naciones que han sido azotadas despiadadamente por el nuevo coronavirus están volviendo rápidamente a su vida cotidiana, están bajando la guardia, como si sus autoridades o los grupos de poder desconocieran la historia.

La gripe española tuvo tres oleadas, en 18 meses afectó a 1 de cada 3 personas en el mundo y provocó más muertes que las sucedidas en la Primera y Segunda Guerra Mundial; es decir, sucumbieron más de 100 millones de personas. Esta comparación nos hace eco con la que han publicado los medios recientemente. 

La Covid-19 ha provocado dos veces más muertes en Estados Unidos que las que sucedidas en la Guerra de Vietnam. Estas comparaciones les dan una dimensión diferente a los números y nos permiten entender más fácilmente el enemigo contra el que estamos luchando hoy en día.

La ciencia no puede saber cuánto va a durar esta tragedia, ni cuándo contaremos con una vacuna o un fármaco, pero la ciencia sí sabe que las medidas para evitar el contagio deben continuar durante varios meses más y que un descenso en el número de casos no es razón para lanzar las campanas al vuelo.



Source link

SiteLock
Facebook