Diario Extra – Esperar en casa


Espectáculos

Mauricio Mora / Parejas, hijos y algo más

En esta época de crisis mundial con la pandemia del coronavirus, queramos o no por responsabilidad debemos esperar en casa y así de esta manera ayudar a que todo se establezca de nuevo.

Tal vez esta situación de espera nos aburre y nos inquiete, quizá sea porque no sabemos cómo manejarla y eso hace que la espera se vuelva algo pesada e intranquila.

Se entiende que estemos abrumados por aquel principio que nos dice que si uno vive una situación negativa que no había planeado, entonces no va a saber cómo manejarla o vivirla, y eso lleva a la crisis a cualquier persona.

La otra situación a considerar es que nos hemos vuelto una sociedad muy dependiente del entretenimiento externo o dicho de otra manera: nos encanta andar callejeando, nos cuesta vivir sin ese pasatiempo, así como también hemos desarrollado por desgracia un espíritu de inmediatez. O sea, todo lo queremos ya, hasta las soluciones deseamos que sean para ayer, eso hace que sea más difícil el tiempo de espera en casa. 

Debemos entender que el tiempo en espera es una escuela que enseña y además es formadora por excelencia, es ahí en la quietud y el silencio donde se forma la paciencia, donde comenzamos a pensar en lo que hemos hecho y lo que no; la espera nos da el espacio para ver los frutos que hemos cosechado en nuestra vida, nos muestra nuestro ser interior, el cual muchas veces nos asusta, pero también nos hace ver aquellas cosas que urge cambiar.

Es en la espera es donde valoramos lo que realmente tiene importancia y aquello que sin darnos cuenta hemos abandonado, como esa relación espiritual con Dios, con la pareja, con ese hijo, esa madre o ese hermano, que a pesar de vivir en la misma casa ha surgido el hecho de que nos hemos alejado y sería bueno e importante recobrar esa relación, pero esta vez volviéndola más cercana, más real y más humana.

Este tiempo de espera en casa nos debe enseñar a sacarle provecho, que en nuestro corazón y nuestra alma construyamos aquello que debemos construir, que botemos lo que debemos botar, empezar a crear cosas nuevas y escribir en nuestras vidas lo que hace tiempo debimos haber escrito.

Que al final de este proceso y de esta prueba salgamos más fuertes, maduros, sensibles y sobre todo más humanos. 

 

*Consejero familiar

Para sacar cita al teléfono 8352-5000



Source link

SiteLock
Facebook