Diario Extra – Exministros critican actuar de Michael Soto


Policías heridos, robos de equipos y denuncias de los oficiales por faltante de gases lacrimógenos. Así transcurrieron las últimas horas con bloqueos en distintos puntos del país, lo cual para algunos expertos denota una falta de planificación.

Pese a esto Michael Soto, ministro de Seguridad Pública (MSP), aseguró que se están reforzando, que cuentan con suficientes gases lacrimógenos y están en proceso de adquirir más para repeler los ataques. 

Soto enfatizó que no ordenará una intervención a la fuerza en los puntos más conflictivos, pese a que también afirmó que no tolerará más violencia, por ello orientarán las acciones a facilitar el diálogo.

“Nos preocupa mucho que vaya a ocurrir una desgracia cuando una persona pueda perder la vida en estas incursiones. No es nuestro interés usar la fuerza en ningún bloqueo, la estrategia policial es pacífica para que las personas levanten y dialoguen”, dijo.

Las declaraciones se dieron luego de que el jerarca posteara un mensaje en su cuenta de Twitter en que pedía un alto a la violencia y calificaba a los atacantes de cobardes.

“¡Pido un alto a la violencia! No quiero que se derrame sangre en mi país. Ni policía, ni civil. Todos somos humanos y costarricenses. Esto es un acto de cobardía y no lo toleraré”, publicó.

El titular de Seguridad dijo que desde que iniciaron las manifestaciones, al menos 100 miembros de la policía han resultado heridos como consecuencia de la atención de los hechos.

Incluso, solo este miércoles 25 oficiales sufrieron lesiones en la intervención realizada en Quepos, cuando trataron de abrir una de las vías a Paquita y se toparon con violentos ataques por parte de los lugareños.

Uno de los uniformados tuvo que ser hospitalizado luego de ser víctima de un ataque de decenas de vecinos.

“Es demasiado el tiempo que ha pasado, ya son ocho días de daños a unidades policiales y vehículos particulares, muchos días de ataques y de violencia”, reiteró.

Otro detalle que reveló Soto, mediante una conferencia ofrecida a través de las redes sociales del Ministerio, fue que la Fuerza Pública ha identificado a personas involucradas en delitos por narcotráfico dentro de los grupos que participan en los bloqueos en Quepos, Liverpool, Sarapiquí y Puntarenas.

El ministro indicó que les preocupa esta situación, pues interpretan que la intención de las agrupaciones criminales es reclutar personas violentas, así como desviar la atención de las autoridades para aumentar el flujo de mercancías ilícitas como drogas.

Ante lo dicho por el jerarca y su accionar, DIARIO EXTRA consultó a exministros de Seguridad para conocer sus apreciaciones sobre la situación a la que se están enfrentando los oficiales.

 

• Fernando Berrocal: 

“¡Qué clase de jerarca de Seguridad, por Dios!”

El exministro Fernando Berrocal reconoció que el país atraviesa un momento delicado y sensible a nivel socioeconómico en medio de la pandemia, que agrava la crisis de seguridad.

“A mí me parece sinceramente que al Gobierno le ha tomado demasiado tiempo convocar y construir un diálogo, pero no uno al tarantantán como el que ofreció el presidente porque eso no es un diálogo, un diálogo nacional es sentarse en una mesa con una agenda, una fecha, interlocutores y garantes”, mencionó el también exministro de la Presidencia.

Berrocal indicó que “todo explotó” y señaló que escuchó las declaraciones del ministro Soto cuando dijo que no podía referirse a la globalidad del tema porque su responsabilidad era solo la seguridad.

“Todo el mundo sabe que el narcotráfico está infiltrado en la Zona Norte y que el narcotráfico tiene vínculos con grupos de extrema derecha del país. No me extraña que esté infiltrada la extrema zurda bolivariana a través del Gobierno de Nicaragua”, explicó sobre la intención de desestabilizar Costa Rica.

Y añadió: “Michael Soto dice ‘mi tema es el de seguridad, yo no tengo que ver con lo demás’, pero ¡qué clase de ministro de Seguridad Pública, por el amor de Dios!, lo digo con franqueza. En la crisis con las grandes manifestaciones del TLC yo era ministro de Seguridad, estaba día a día a toda hora con el ministro de la Presidencia”.

Berrocal asegura que le duele ver a la Fuerza Pública “garroteando” a las personas, así como a los manifestantes devolviendo los gases lacrimógenos y lanzando piedras.

En esas situaciones violentas los oficiales corrieron por lo que se pregunta “¿qué clase de Fuerza Pública es esa?”. 

Finalizó diciendo que solo demuestran improvisación.

 

• Juan Rafael Lizano:

“No actúa bien y expone policías”

El también exministro Juan Rafael Lizano mencionó que Michael Soto tiene un jefe que es el presidente Carlos Alvarado.

“Yo no sé cuáles son las órdenes para Michael, si Michael quiere entrar a las 2 de la tarde y el presidente le dice que a las 10 de la noche, no sé. No sé cuál tipo de violencia de policía quieren que sea, si la que garrotea de verdad o solo que abra, entonces hay que preguntarse lo que piensa el presidente”, dijo.

Lizano explicó que un error que ve es que las manifestaciones debieron detenerse desde el primer día, tal cual lo hacían cuando él fue ministro, pero añade que desconoce si no se actuó desde el inicio por política del gobierno.

Otro detalle que recalcó es que hay 13.500 policías aproximadamente, de ellos la cuarta parte está de vacaciones o incapacitada, del restante personal se debe dividir en los tres turnos, es decir están en desventaja y eso debe ser analizado por el ministro, pero parece que no lo han hecho. 

Añadió que en las intervenciones los oficiales atacan solo, por un lado, en lugar de tratar de ingresar por fincas aledañas o por ambas partes de la vía.

“No sé como están sosteniendo esos tranques, no sé quién pone la plata, pero hay mucha gente que le sirve que las carreteras estén cerradas, que la policía esté ocupada y los caminos secundarios están abiertos, eso le sirve al narco para salir por todos los lados mientras la policía no puede hacer ningún operativo de revisión de carros”, indicó.

Para Lizano el Gobierno debía actuar bien, lo cual no está haciendo, pero desconoce quién es el responsable de las decisiones que se toman.

Agregó que admira a los oficiales. “Los están exponiendo sin estar bien equipados, sin estar bien entrenados” y aseguró que se ven en las intervenciones 10 policías contra turbas muy grandes, lo cual envalentona al pueblo.

 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook