Diario Extra – Gobierno fracasa en aporte de sector público a crisis


El jueves anterior la contralora general Marta Acosta fue contundente al señalar que en medio de la crisis financiera que vive el país, acrecentada por la pandemia, todos los sectores deben aportar. Sin embargo, las fracciones del Partido Liberación Nacional (PLN), Partido Restauración Nacional (PRN) y Partido Unidad Social Cristiana (PUSC) anunciaron que no respaldarán el proyecto que envió Casa Presidencial para reducir la jornada en un 15% de los empleados públicos que ganen ¢1,5 millones o más.

Esta decisión deja prácticamente muerta esta iniciativa de ley, ya que estas fracciones suman en conjunto 33 votos en el plenario.

El Gobierno pretendía con esta reducción un ahorro de alrededor de ¢130 mil millones, afectando el salario a cerca de 35 mil empleados públicos, pero una vez más fracasó en consensuar un proyecto para incluir al sector público en la crisis.

 

DESIGUAL E INCONSTITUCIONAL

 

El PLN emitió un comunicado este viernes de su Comité Ejecutivo, donde rechazan la propuesta alegando que la misma es desigual e inconstitucional

Los verdiblancos señalan que el proyecto establece excepciones en la reducción de las jornadas laborales lo que prevé roces de constitucionalidad al hacer una discriminación odiosa en detrimento del principio de igualdad.

“La reducción del 15% tiene implicaciones inmediatas en al menos tres fuentes de ingresos que perciben instituciones dedicadas a la atención sanitaria y social: impuesto sobre la renta: ¢30.306 millones, cuotas obrero-patronales de la CCSS: ¢31.128 millones, otras cargas sociales (IMAS, INA, Fodesaf, INS): ¢10.376 millones”, indica el comunicado.

Según el PLN esto no fue considerado por el Gobierno al presentar el proyecto. 

 

QUE EL EJECUTIVO PROPONGA 

 

El diputado Gustavo Viales, quien es a la vez secretario general del PLN, ante la consulta de si la fracción propondría una contra propuesta señaló que es el Poder Ejecutivo el responsable de presentar una solución, pero lo que hace Casa Presidencial es endilgar la responsabilidad al Congreso.

El jefe de fracción verdiblanco Luis Fernando Chacón, también respaldó que esas iniciativas deben venir del Poder Ejecutivo.

“Este Gobierno ha tenido la mala costumbre o el desacierto de que todos los proyectos que manda al Congreso vienen mal, inexactos o imprecisos. Este proyecto no es legal ni aceptable, porque si bien en un momento donde todos debemos ayudar, ellos se equivocan de nuevo por falta de responsabilidad”, aseguró.

 

PROYECTO INJUSTO

 

Por su parte el jefe de fracción del PUSC, Rodolfo Peña, calificó como malo e injusto la propuesta, ni equitativo.

Insistió que ellos desde marzo pasado presentaron un proyecto distinto que busca tasar los salarios privilegiados y pensiones de lujo, que estén por encima del millón y medio de colones, una vez aplicadas las rebajas y compromisos de ley. “Así como está el proyecto de reducción de jornadas nos parece que no es justo y que no debería haber excepciones”, indicó Peña.

 

MAL ELABORADA

 

También Xiomara Rodríguez, jefa de fracción de Restauración Nacional, lamentó que el Gobierno insista en una propuesta “deficiente y tan mal elaborada”.

“El Ejecutivo no ha cuantificado el impacto que tendría esa rebaja salarial sobre los programas de combate a la pobreza que administra Fodesaf, pues de los salarios de los trabajadores públicos se deduce un 5%, por lo que también disminuiría el aporte que hacen a este fondo”, apuntó.

Restauración también objeta la desigualdad al autorizar la reducción por un plazo de 12 meses, y no tres meses prorrogables por un período igual, como ocurrió en el sector privado. 

Este proyecto fue asignado a la Comisión de Gobierno y Administración que preside el oficialista Víctor Morales Mora.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook