Diario Extra – Gracias


Espectáculos

Mauricio Mora / Parejas, hijos y algo más

“Gratitud es cuando los recuerdos se guardan en el corazón, no en la mente”.

Las personas agradecidas son aquellas que reconocen lo que tienen y reciben como un regalo y un favor dado por Dios y la vida. No dan estos regalos “por un hecho”, como la mayoría, por eso quienes dan por sentado la salud, el sol, la vista, poder comer, no lo agradecen; el agradecido lo mira como cosas que se deben tener en gran estima, por eso lo celebra y da gracias.

No es natural en nosotros ser agradecidos, no nos nace, es por eso que para convertirse en una persona agradecida debemos activar la conciencia, apretar ese botón interno que nos enciende corresponder con gratitud cada detalle de la vida. En este punto Frank Clark decía: “Si una persona no está agradecida por lo que tiene, es probable que no sea agradecido por lo que tendrá”. 

Cuando eres una persona agradecida tu mente se enfoca en lo que tienes y no en lo que te hace falta. Eso te hace una persona mucho más feliz. 

Algunas cosas que impiden tener una actitud de agradecimiento son: concentrarse demasiado en desear lo que no se tiene, preocuparse excesivamente en lo negativo, ser demandante y exigente, ser egocéntrico, pensar que la vida y Dios le deben aún más y ser una persona que vive quejándose. 

Los beneficios de ser agradecidos en cualquier circunstancia son: mejora la salud física y mental, pues trae paz y deshace la ansiedad, mejora las relaciones con las personas, con Dios, la relación laboral, con el dinero y la relación consigo mismo. 

El agradecido alegra el corazón de Dios y lo coloca ante él como una persona sabia, sencilla, humilde, otro beneficio es que te conecta en forma íntima con quienes eres agradecido y también con aquellas cosas por las que agradeces. Como reza un proverbio chino “Cuando bebas agua, recuerda la fuente”,

Cuando uno está pasando por una pérdida o por un mal momento, ser agradecido trae restauración y gozo. También suele suceder que una persona malagradecida toma la decisión de volverse agradecida y lo amargado y triste se transforma por un alma llena de gozo y sanidad.

El agradecido recibe más bendiciones de las que pide, eso sucede porque a la vida le gusta premiar a aquellos que han desarrollado un buen corazón.

 

Mauricio Mora

Consejero familiar 

Si desea una cita al teléfono 8352-5000

 



Source link

SiteLock
Facebook