Diario Extra – La bicicleta estacionaria me da cistitis


Espectáculos

Dr. Mauro Fernández / Un Mundo Sexual

La bicicleta estacionaria me da cistitis.

Soy una mujer de 30 años en unión libre. Con esto de la cuarentena, dejé de ir al gimnasio, pero para no perder la forma comencé a hacer una hora o hasta más de bicicleta estacionaria. Llevo casi dos meses con esta rutina, pero en este tiempo he tenido cuatro infecciones urinarias y cuando me dan las infecciones no puedo tener relaciones porque me duele y me arde.  Antes, rara vez me sucedía una infección de este tipo.

 

En términos generales, el deporte es un aliado de la sexualidad, sin embargo, es importante tener algunas precauciones para evitar alguna repercusión negativa tanto para la salud como para el rendimiento sexual.

Recordemos que largas faenas deportivas pueden producir sudoraciones excesivas que pueden a su vez provocar cuadros de deshidratación, que, en algunas personas, tanto hombres como mujeres, pueden generar molestias urinarias como ardor, dolor, con la salida de la orina, así como cuadros infecciosos llamados cistitis, que suelen ser molestos, y ameritar el uso de antibióticos. La deshidratación es mayor cuando practicamos deportes en recintos cerrados y poco ventilados como son algunas habitaciones de las casas. En estas condiciones es más común estas afecciones urinarias que cuando se practica deporte al aire libre.

Por otra parte, la vejiga limita con la cavidad vaginal, tanto que los grandes maestros decían que la vejiga es “el techo de la vagina” y por eso cuando hay cuadros inflamatorios o infecciones, las relaciones sexuales se vuelven dolorosas y molestas al punto que la mujer prefiere evitarlas.

Para no suceda esta seguidilla de eventos, es recomendable una adecuada hidratación antes, durante y después de la sesión de ejercicios, procurando que la orina sea diáfana, clara, transparente, dato que nos habla de una adecuada hidratación.



Source link

SiteLock
Facebook