Diario Extra – Linchan a Epsy Campbell


“Yo no sabía que doña Epsy Campbell está siendo linchada. Se los digo con absoluta sinceridad porque no frecuento las redes sociales como para darme cuenta si una persona está siendo linchada. En una democracia nadie debe ser linchado”.

Con esas palabras, José Manuel Arroyo, garante de la ética, denunció y defendió ante los diputados miembros de la Comisión Permanente Especial de Control de Ingreso y Gasto Público a la canciller y vicepresidenta.

Para Arroyo, la forma como se está juzgando a la funcionaria tras los escándalos recientes por el manejo de la Casa Amarilla es inconcebible. 

“Para eso existe el derecho. Existen las instancias jurídicas, administrativas o penales para juzgar con transparencia, con mesura, con justicia, las actuaciones de todos. Sería muy grave que nosotros nos empecemos a linchar unos a otros”, agregó.

La posición de Arroyo se dio luego de que los congresistas le cuestionaran el informe emitido a finales de octubre donde le da el visto bueno a las designaciones realizadas por Campbell en la Dirección de Política Exterior.

El informe del exmagistrado va en contra de lo señalado recientemente por la Procuraduría General de la República.

Hay que recordar que el pasado 29 de octubre, Arroyo emitió un informe, a solicitud del Gobierno, sobre las designaciones de Adriana Murillo y Carolina Fernández como directora general y directora adjunta de Política Exterior, así como de Adriana Solano, directora general de Cooperación Internacional.

Tal como lo ha denunciado El Periódico del Pueblo en estos meses, Murillo, Fernández y Solano fueron ubicadas en plazas de embajadoras sin contar con los requisitos para ese rango.

Las designaciones provocaron un debate intenso entre la Cancillería y legisladores de oposición sobre cómo debía interpretarse el artículo 9 del Estatuto del Servicio Exterior, el cual establece los puestos para los diplomáticos de carrera de acuerdo con su rango.

Por ejemplo, de cumplirse este artículo Murillo, Fernández y Solano solo podrían ocupar en el servicio interno las sillas de subdirector de ceremonial, funcionario auxiliar y jefe de departamento de primera clase, respectivamente.

 “Compruebo que las tres designadas son diplomáticas de carrera. Además, encuentro evidencia de que cumplen con el perfil idóneo y los requisitos exigidos para los cargos de directores y directores alternos o adjuntos en el Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto de conformidad con el Manual de Clases Diplomáticas del Régimen del Servicio Interno de ese Ministerio”, reza el estudio en respuesta al oficio DM-613-2018.

Además, había agregado que los puestos se tratan de confianza y no existe un acto arbitrario o ilegal en la interpretación extensiva que se hace de la normativa aplicable.

Al respecto, volvió a acuerpar su informe e incluso dijo que no veía justo que, si en caso de que el órgano procurador vuelva a fallar en contra de su informe, se le pida la renuncia a la canciller Campbell.

Un dato que llamó la atención en la comparecencia, donde también participó el exviceministro administrativo de la Cancillería, Jorge Gutiérrez, es que Arroyo aseguró desconocía que en la Casa Amarilla existiera una asociación de diplomáticos.

Dejó claro que su informe se basó exclusivamente en una revisión de los criterios de la Dirección Jurídica.



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook