Diario Extra – Nicaragua no recibe a nadie con Covid-19


El Gobierno nicaragüense tomó la decisión de no admitir a ningún transportista o coterráneo que haya cruzado a Costa Rica y diera positivo con Covid-19.

Como el Gobierno de la República de Costa Rica comenzó a practicarle pruebas Covid-19 a los transportistas, el Gobierno de Daniel Ortega decidió que una vez que se haya sellado el pasaporte de salida del vecino país del norte ninguna persona que diera positivo con coronavirus en dichos exámenes efectuados en territorio nacional podría ser admitida de vuelta a la nación pinolera.

Cabe señalar que después de que el Gobierno tico decretó practicar la prueba a los transportistas, estos deben esperar el resultado. En caso de dar positivo, la autoridad nacional corre con todo el protocolo de atención de estas personas.

Lo anterior porque incluso hay nicaragüenses que llegaron a la línea limítrofe y han querido cruzar a Nicaragua, pero las autoridades fronterizas no les permiten la pasada por estar contaminadas con Covid-19, así pues, se devuelven a nuestro país donde saben que no tendrán oposición por parte de la autoridad sanitaria nacional.

DIRECTRIZ DE SALUD

 

Precisamente el domingo anterior Raquel Vargas, directora de Migración y Extranjería, visitó el puesto fronterizo de Peñas Blancas, pero su arribo no cayó muy bien entre los oficiales de la Policía Profesional de Migración (PPM), porque cada decisión que parece tomar doña Raquel crea indisposición.

Se supo que el ministro de Salud Daniel Salas le envió el oficio MS-DM-4104-2020, donde le pide que, “para agilizar la notificación y entrega de carnés de toma de muestras Covid-19 para transportistas, he girado instrucciones al Dr. Enrique Jiménez Aragón para que coordine la entrega de los carnés de marras, para que su personal (PPM) nos colabore en el llenado y entrega de los mismos, así como el debido control y coordinación con nuestras autoridades de salud, destacadas en dicho paso fronterizo”, señala el escrito.

Es decir que los policías de migración destacados en Peñas Blancas deberán llenar los carnés para los transportistas, hecho que molestó a los oficiales migratorios, pues señalan que a ellos no les corresponde hacer este tipo de funciones, pues además hay dos personeros del Ministerio de Salud destacados en el lugar y poco hacen para realizar estas labores, recostándose en los efectivos migratorios.

Consultado al respecto Gerardo Mora, de la seccional de ANEP en Migración, subrayó que “para hacer este tipo de labores administrativas se tuvo que tomar a tres oficiales de Migración que bien cumplen funciones de control migratorio en los recorridos de la línea fronteriza, controles de carretera y en las propias oficinas de Peñas Blancas, entre otras funciones policiales que hay que realizar y que son del riñón de Migración, versus la entrega de carnés que el Ministerio de Salud podría poner a más funcionarios administrativos a hacer dicha labor”, destacó Mora. 

 

SIN PROTECCIÓN

 

La queja de los funcionarios hacia el sindicato radica en que el lunes entró a regir la orden dada a conocer por Vargas Jaubert, sin que los oficiales asignados tuvieran los implementos de protección necesarios para evitar un contagio de Covid-19.

Las mascarillas que recibieron eran de tela con un filtro azul y con ligas que llegaron además en unas carpetas de manila, con todo el menosprecio que esto involucra para los funcionarios que cumplen labores más allá de las migratorias.

Cabe señalar incluso que se les hizo la observación a los jefes del puesto migratorio de que en los vehículos no se podía trasladar personas contagiadas y al parecer la contestación fue que estas personas podían llevar cubrebocas o mascarilla, guantes y que luego del traslado el carro se podía esterilizar echándole alcohol.

Además, limitan las botellas con agua a dos envases diarios por cada funcionario, pese a que en el lugar las temperaturas alcanzan los 38 grados centígrados y los oficiales deben cumplir jornadas de 12 horas.

También se cuentan con vehículos subutilizados que no deberían usarse porque son un peligro andante, están destramados, las fajas les suenan, no tienen aire acondicionado y hasta hace pocos días les cambiaron el aceite.

Mora rescató que no fue sino hasta este martes que, tras el reclamo de los oficiales, les entregaron los implementos, pero hasta un día después de haber comenzado con el trabajo asignado.

“Hay que dejar claro que los funcionarios no se quejan ante las jefaturas o la misma Dirección General de Migración por temor a represalias y por ello lo hacen a través de nuestra agrupación sindical, por lo tanto, le pedimos a las autoridades migratorias el respeto a los funcionarios e incluso a esta misma representación que vela por el bienestar de los policías y acudimos a DIARIO EXTRA para hacerlo público pues nunca se nos refiere a una reunión para valorar todos estos aspectos”, culminó.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook