Diario Extra – Noviazgos enfermizos


Los noviazgos enfermizos son aquellos que, sin importar si se trata de jóvenes, adultos solteros o aquellos que desean volverse a casar, tienen como característica principal que se la pasan más tiempo peleando que el tiempo en que están bien, estas relaciones deben ser reconsideradas con el objetivo de evaluar si deben continuar o más bien terminar.

Este tipo de relaciones las conforman dos personas en las cuales uno o los dos son parejas que desean controlar al otro, otro que trata siempre de agradar de manera enfermiza a su pareja, que cuando discuten siempre alguien tiene que tener la razón, también los caracteriza el que no existe la comprensión, menos empatía, tampoco existe buen trato más bien se inclinan a ser agresivos.

En una relación sana, las personas saben que no necesitan del otro para complementarse o llenar vacíos ni expectativas, simplemente están en un compromiso porque muestran disposición para dejar fluir el amor, la felicidad y la atención con alguien más. En resumen, en una relación sana, ambas personas están en armonía, relajadas y dichosas.

Noviazgo enfermizo o tóxico significa relación peligrosa y dañina donde las personas no se edifican, al contrario, se destruyen. Esto significa que por andar contigo no soy mejor persona, me deterioro y vivo sin paz.

Tóxico viene de la palabra “toxon”, que significa veneno, y este provoca la muerte. Entonces, al hablar de noviazgos tóxicos hablamos de una relación donde, a la corta o a la larga, terminarás muy mal en todos aspectos, emocional, espiritual y hasta con riesgo de perder la vida.

No se aferre a una relación de noviazgo o a una persona que le genere tristeza y ansiedad constante, recuerde que la persona más importante en una relación es usted y no la otra persona y que es más importante usted como individuo que la relación en sí misma.

El noviazgo es un período de la vida que sirve para conocer al otro y decidir si es lo mejor para su vida, si le suma, y si es lo que le conviene. Así es, CONVIENE… Es la pregunta que hay que hacerse: ¿Usted le conviene a mi vida? Si la respuesta es no, es el momento de salir de esa relación, aunque le duela en el alma y decirle: “Te dejo, no porque no te ame, sino porque no le convienes a mi vida”.

Antes de ser pareja sepa que usted es primero persona, así que partiendo de ese punto es su responsabilidad protegerse, poner límites o terminar con noviazgos enfermizos, ya que es una forma de amarse a sí mismo/a.

 

*Si desea una cita, teléfono 8352-5000



Source link

SiteLock
Facebook