Diario Extra – OCDE propone elevar impuesto a la propiedad


Nacionales

Para reducir altas cargas sociales de la Caja

  • La OCDE propone trasladar la carga tributaria de las contribuciones de la seguridad social a otros impuestos

  • Se aprovechan las cuotas de la CCSS para establecer aportes a otras instituciones con vocación social

En Costa Rica aproximadamente 1 millón de trabajadores se encuentran en la informalidad; es decir, no cuentan con un salario mínimo, no pagan impuestos, ni aportan a la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) y menos para una futura pensión.
Desde amnistías hasta poner tasas diferenciadas y pagos por tiempo efectivamente laborado son algunas de las ideas para incorporar a estas personas a la formalidad, sin embargo ninguna de ellas ha prosperado.
Para la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) la solución es sencilla: hay que trasladar la carga tributaria de las contribuciones de la seguridad social a otros impuestos.
Así se desprende del Estudio Económico Costa Rica 2020, el cual indica que uno de los tributos del que se podría echar mano es el impuesto a la propiedad, que hoy genera relativamente pocos ingresos.
“Hay lugar para mejorar la combinación de impuestos, ya que la estructura tributaria actual depende excesivamente de las contribuciones a la seguridad social, que representan una tercera parte de los ingresos totales. La contribución de los empleadores a la seguridad social es alta”, señala la OCDE.
De acuerdo con dicho organismo, establecer diferentes tasas de impuestos a la propiedad puede ser útil para garantizar la progresividad, como lo demuestran varios países, y menciona a Irlanda y Francia.
“Estos cambios fiscales ayudarían a aumentar los ingresos de manera eficiente y progresiva, lo que podría ayudar a cerrar el desequilibrio fiscal”, destaca el también llamado “club de los países ricos”.
Fernando Rodríguez, economista y ex viceministro de Ingresos, explicó que las cuotas de la CCSS son muy elevadas en parte porque les meten un montón de aportes a otras instituciones como el Banco Popular, el Instituto Mixto de Ayuda Social y el Instituto Nacional de Aprendizaje.
“Lo que habría que ver es dónde podemos ubicar esos pagos para que no se encarezca la contratación de personal y tampoco se pierda ese dinero para el combate a la pobreza”, expresó.
No obstante, cree que elevar el impuesto a la propiedad no es algo tan sencillo de plantear, aun así, considera que la discusión debería darse.
“Estamos hablando del impuesto por bienes inmuebles, que se pagan trimestralmente a la municipalidad, y el que se paga anualmente al Ministerio de Hacienda por los vehículos”, manifestó.
Los empresarios no ven la propuesta de la OCDE con buenos ojos. Álvaro Sáenz, presidente de la Unión de Cámaras (Uccaep), dijo que si se eleva el impuesto a la propiedad, lo que harán es devaluar lo poco que nos queda, que es la inversión de capital.
A su criterio, la solución está en ver cómo se bajan las cuotas sin debilitar los servicios de la CCSS. Cree en una amnistía para que se incorporen los micro y pequeños empresarios o en tercerizar los servicios en alianzas público privadas, que podría ser una vía.
“Lo que hay que hacer es darle recursos a la Caja para que pueda bajar las cuotas”, acotó.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook