Diario Extra – Operadoras respaldan devolución del fondo


Nacionales

En casos de suspensión de contratos laborales

La Asociación de Operadoras de Pensión Complementaria avala un eventual retiro por suspensión de contrato de trabajo.

La Asociación de Operadoras de Pensión Complementaria (OPC) que manejan el Fondo de Capitalización Laboral (FCL) ven viable que se entregue el dinero a los afiliados en caso de suspensión del contrato laboral.

Actualmente, la Ley de Protección del Trabajador dice que este solo puede ser retirado al concluir la relación laboral, ya sea por despido o renuncia.

Además, cuando han transcurrido cinco años continuos con un mismo patrono. 

“Es completamente, viable y comprensible que se esté valorando la posibilidad de devolución del FCL a los trabajadores que vean suspendidos temporalmente sus contratos de trabajo o reducidas sus jornadas laborales como consecuencia de esta emergencia y se ve con buenos ojos una iniciativa en ese sentido estricto, pero no la devolución total e irrestricta a todos los trabajadores, por las consecuencias negativas ya señaladas”, indicó la Asociación.

Consideran que, en caso de prosperar la idea, deben establecerse los mecanismos que garanticen una devolución ordenada de los recursos con el fin de minimizar la afectación que puede generar la liquidación de los títulos en momentos de volatilidad de los precios sobre los rendimientos que reciben los afiliados, el equilibrio financiero del Gobierno Central y la estabilidad del sistema mismo.

Además, están pidiendo que el Consejo Nacional de Supervisión del Sistema Financiero, la Superintendencia de Pensiones, el Banco Central y el Ministerio de Hacienda emitan un pronunciamiento con respecto a los efectos que podría tener dicha medida y las consecuencias futuras para los asalariados.

En términos de impacto económico, aplicar la devolución total del FCL a todos los trabajadores implicaría una erogación de recursos por ¢576 mil millones.

Esto traería serias consecuencias no sólo para el valor de los fondos de los colaboradores, al materializar las minusvalías, sino para las finanzas del Estado por la liquidación masiva de los títulos del sector público, en un momento en que se requiere de liquidez para atender la situación de emergencia que vivimos, indicaron las OPC. 

Lo anterior es así porque más del 80% de los ¢632 mil millones de los recursos del FCL se encuentran calzados para vencer en marzo del próximo año (2021), por lo que una devolución del 100% obligaría a la liquidación anticipada en un mercado local muy afectado por la crisis generada por la pandemia.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook