Diario Extra – Polémica por acueducto de $422 mills. que hará el ICE


La Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) emitió una serie de críticas ante la noticia de que el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) participará en las labores de ampliación del Acueducto Metropolitano cuyo costo es de $422 millones y se hará con BCIE. 

Dicha obra constituirá un convenio entre el ICE y el Instituto Costarricense de Acueductos y Alcantarillados (AyA) para completar 42 kilómetros de tuberías con 8,4 km de túneles, en este último eslabón es donde participará la empresa eléctrica estatal.

El acuerdo entre ambas entidades se firmó en julio del 2018, según consta en el cronograma proporcionado por la Unidad Estratégica de Negocio (UEN) Programación y Control – Proyecto de Ampliación del Acueducto Metropolitano – AyA.

Manuel Salas, gerente general del AyA, manifestó que esta alianza es la forma de tener operativas las obras en el lapso de los 5 años siguientes, es decir que el nuevo acueducto pueda entrar en servicio en 2025.

“Como visión país tenemos que tener el planeamiento de cómo nuestros proyectos se aceleren e incorporen. El trabajo nuestro no es darles qué hacer a las empresas constructoras, nuestra labor es darles agua a los usuarios finales. Este no es un proyecto para generar empleo a empresas constructoras, sino para generar agua en el más corto plazo”, expuso el funcionario.

 

SECTOR CONSTRuCCIÓN OPUESTO 

 

Las declaraciones de Salas caldearon los ánimos del sector construcción, que no dejó pasar la oportunidad para mostrar su molestia y enviaron un correo a DIARIO EXTRA para referirse a que el ICE no es garantía de eficiencia presupuestaria.

“Los proyectos que desarrolla el ICE se caracterizan por tener millonarios sobrecostos y no cumplir con los tiempos de entrega. La participación en proyectos constructivos conlleva riesgos importantes para los contratistas, tanto por errores de presupuestación como por retrasos. En este caso no hay claridad sobre quién asume esos costos adicionales”, exponen los representantes del sector privado de la construcción.

La Cámara Costarricense de la Construcción (CCC) es creyente del refrán “zapatero a su zapato” y sostiene que el ICE no debe involucrarse en otras obras que no sean de la competencia del ámbito eléctrico o telecomunicaciones, aspectos que por ley debe atender.

Sin embargo, Salas defiende que esta obra también conlleva parte del desarrollo de funciones eléctricas.

“En el recorrido hay un punto de una altura muy importante que permite establecer un punto de generación. Entonces dentro del proceso habrá empresas que participarán en distintas fases como proveedores de materiales. Habrá contratistas principales, subcontratistas, entre otros”, amplió el funcionario.

 

SIN DETALLE DE GANANCIAS 

 

El Periódico de Más Venta en Costa Rica quiso conocer cuánto dinero se va a embolsar el ICE producto de esta colaboración con el AyA para desarrollar los túneles.

Sin embargo, Salas a nuestra consulta dijo que “los $422 millones es el costo estimado en la fase construcción que no ha iniciado sobre lo cual no existe ninguna figura jurídica, por lo que está en proceso de definición y dependerá de las cláusulas del contrato de préstamo que finalmente se negocie”, explicó el funcionario gerencial de Acueductos.

Por otra parte, cuando se le cuestionó sobre las vigilancias para que la obra no tenga sobrecostos importantes, indicó que en ingeniería siempre existen posibles retrasos, pero se aplicaron procesos importantes.

“Trabajamos más allá de las ideas conceptuales o preliminar que a veces se hace en los estudios de factibilidad. En segundo lugar, tenemos un estudio muy detallado de todos los costos que se han tramitado y se revisaron por nuestra parte tras la preparación por parte del ICE”, adicionó el especialista.

En cuanto a la forma en cómo el ICE se adjudicó parte de estos trabajos, porque también participó en la fase de diseños finales que ya se encuentran listos. Salas acotó que forma parte de las excepciones de la ley de contratación administrativa en su artículo 2, que cobija colaboraciones entre entidades públicas.

El mencionado artículo en el apartado de las excepciones hace ver que “las actividades de contratación que, por su naturaleza o las circunstancias concurrentes, no pueda ser sometida a concurso público o no convenga someterla, sea porque solo existe un único proveedor, por razones especiales de seguridad o por otras igualmente calificadas de acuerdo con el reglamento de esta ley”.

En este sentido el sector constructivo nacional afirma que la Procuraduría General de la República y la Contraloría General de la República tienen varios pronunciamientos donde hacen ver la inconveniencia de que el ICE participe en calidad de actor principal o asociado de obras constructivas principales.

 

LA OBRA 

 

La ampliación del Acueducto Metropolitano ya completó la fase de sus diseños, comprenderá un trabajo de 42 kilómetros de tuberías y se espera que alcance para dar recurso hídrico a 14 cantones de la GAM.

Con esta obra se espera tener una inyección de líquido vital de 2.500 litros por segundo y se cree alcanzaría para cubrir la demanda hasta el año 2041, según estimaciones de la entidad.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook