Diario Extra – ¿Por qué esperar hasta el divorcio o la separación?


Espectáculos

Mauricio Mora* / Parejas, hijos y algo más

¿Por qué esperar hasta el divorcio o la separación?

He podido observar en las redes sociales un fenómeno o comportamiento que viene desde antes de que estos sitios existieran y es aquel donde algunas personas publican después de divorciarse “ahora sí” o “a partir de hoy”.

Ahora sí adelgacé (lógico, con fotos de muestra para dar testimonio); ahora sí entiendo que el apego es enfermizo; ahora sí he descubierto que valgo; ahora sí voy a estudiar; ahora sí voy a descubrirme y no voy a parar hasta lograr las metas que había dejado tiradas; ahora sí voy a triunfar; ahora sí voy a amarme. 

A partir de hoy sí me voy a proteger y nunca más voy a permitir que vuelvan a lastimarme; a partir de hoy no mendigo nunca más amor, cariño, chineo protección y comunicación; a partir de hoy voy a luchar por lo que quiero; a partir de hoy voy a vivir también para mí y no solo por los demás.

Entiendo muy bien que los seres humanos a veces ocupamos que algo fuerte pase en nuestra vida para aprender, pero no debería ser la tónica que debamos aprender de esa manera tan dolosa.

Los que viven esta situación de no estar conscientes de cuánto valen cuando están casados o de que no saben que pueden seguir creciendo o de que pueden detener abusos de sus parejas, si son sinceros y lo piensan muy bien realmente ocurre porque lo permiten.

Esto va pasando poco a poco cuando manejan dentro de su mente argumentos como lo permito por amor o porque ya me casé, así pasan a abandonarse y se descuidan físicamente, permiten gritos, abusos y muchas cosas más que no deberían permitir.

Me pregunto por qué esperar hasta el divorcio o la separación para amarse, para crecer, para valorarse; por qué esperar hasta la ruptura de la relación para detener lo que me lastima del otro; por qué esperar hasta quebrar una relación para seguir estudiando o matricularse en un gimnasio.

La buena noticia es que no hay que esperar a que termine una relación para formar una hermosa vida, ya sea divorciarse o separarse en un futuro. Independientemente de eso, es tu responsabilidad crecer y valorarte en cualquier tiempo que se esté pasando y así parar cualquier abuso o agresión.

Se puede y se debe quererse a sí mismo antes de cualquier ruptura. Recuerda que eres tú el primer responsable de amarte en forma plena; eres el único responsable de tu felicidad, nadie más; pero definitivamente debes amarte en una manera que nunca te habías amado.

 

Mauricio Mora 

Consejero familiar

Citas al teléfono 8352-5000



Source link

SiteLock
Facebook