Diario Extra – ¿Puede el estrés manchar la piel?


A estas alturas sabemos que el estrés puede causar muchos efectos negativos en las personas que llevan una vida muy acelerada y exigente, que de una u otra manera terminan por producirles ese cansancio mental provocado por el exceso de obligarse a dar un rendimiento muy superior al normal, el cual a su vez provoca diversos trastornos físicos y mentales.
Así es, el estrés afecta de muchas maneras nuestra salud, ya que puede generar alteraciones en la circulación sanguínea, descontrolar el sistema hormonal y hacer que nuestra dermis envejezca prematuramente, puesto que como es bien sabido se trata de una respuesta automática de nuestro cuerpo a ciertas amenazas, alertándonos ante cualquier situación.
Entonces, cuando llega a niveles sumamente exagerados, pasa de ser un asunto emocional y psicológico a dañar la integridad física de diferentes formas.
Una de las más notorias es la piel, ya que produce desequilibrios hormonales, afectando la circulación de la sangre y retardando la liberación de toxinas, todo lo cual se refleja en la dermis en forma de problemas como las manchas o los sarpullidos.

PSICODERMATOLOGÍA

La piel es nuestro órgano más grande y por eso el primero que refleja cualquier problema que nos esté afectando.
Los síntomas más comunes son manchas, enrojecimiento, acné, sarpullido, urticaria o puede agravar enfermedades ya padecidas como el herpes o la psoriasis.
Así como los nervios afectan generalmente el estómago, el estrés afecta la piel, haciéndola tomar un aspecto enfermizo y envejecido debido al cansancio, la fatiga y el insomnio producido por el estar estresados.
Se ha comprobado que entre un 30% y un 60% de las personas que tienen algún problema dermatológico es por causa de algún problema psicológico no tratado.
De ahí parte un subcampo de la dermatología llamado psicodermatología, cuya principal función es buscar métodos alternativos para tratar pacientes con características de estrés crónico.

CORTISOL ES LA CAUSA

Resulta que hay una hormona llamada cortisol, la cual se produce en exceso cuando estamos estresados y esta es la principal causante del descontrol en la piel, ya que aumenta los niveles de sebo y, por consiguiente, la presencia de bacterias dañinas.
• Manchas: Se pueden presentar en casi cualquier parte del cuerpo, aunque es más común en el rostro, las mejillas y la frente. Pueden variar en tamaño y color, pero tienden a ser rojizas y con una textura particular.
• Caspa: Ahora se conoce que la caspa, que es un problema dermatológico del cuero cabelludo, sí puede aparecer por estrés, pues como explicamos antes al estresarnos incrementa la producción de cortisol y este a su vez produce sebo. Este es el causante de la caspa debido a su gran cantidad presente en el cuero cabelludo. Se ha demostrado que el estar estresados por un largo periodo puede debilitar nuestro cabello, algo que produce caída y en casos extremos alopecia.
• Urticaria: Esta se presenta debido al aumento de la producción de histaminas y puede darse ante una situación estresante, provocar picazón, así como ardor en la piel.
• Sudoración: El estrés produce altas descargas de adrenalina, lo que puede ser causante de hiperhidrosis y el sudor secretado en situaciones de estrés puede tener peor olor que el normal.
• Psoriasis: Lo primero que le recomendamos es que consulte con su médico sobre los síntomas que presenta para que le recomiende un tratamiento. Si lleva una vida con mucho estrés y nota que cuando más estrés tiene es cuando se presentan estos síntomas, debe comenzar a analizar qué está pasando y cómo reducirlo.

PREVENCIÓN

Debe saber que también puede ayudar a su piel a combatir el estrés manteniendo las siguientes costumbres de forma asidua.
• Higiene: Mantener su piel limpia de impurezas ayuda a evitar la producción excesiva de sebo. Esto disminuirá la aparición de granitos o acné.
• Hidratación: Beber suficiente agua ayuda al cuerpo a mantenerse sano en muchos aspectos, ya que facilita la liberación de toxinas que pueden ser dañinas para la piel. Le recomendamos beber al menos 1,5 litros al día.
• Humectación: Use cremas humectantes que sean ligeras y no tapen sus poros. Aplíquela todos los días después de bañarse. Si tiene resequedad excesiva, aplíquela dos veces al día. Verá cómo su piel estará más brillante y mucho más hidratada.
Si descubrió que sus problemas dermatológicos se deben al estrés, busque maneras para estar más relajado. Últimamente se ha puesto muy de moda practicar yoga y esta es una excelente técnica para relajar, asimismo preparar infusiones de manzanilla, tomar unas gotas de valeriana y mejorar su rutina de sueño, procure no solo cumplir con las 8 horas de descanso, sino que también sean siempre a la misma hora y sin aparatos electrónicos que le alteren.



Source link

SiteLock
Facebook