Diario Extra – ¿Puedo dar de mamar si me infecto?


Soy una mujer de 32 años. He tenido dos hijos, a los dos les di el pecho hasta los 3 años y medio. Mi esposo y yo somos fanáticos de la lactancia. Ahora estamos muy preocupados porque tengo 7 meses de embarazo y nos preguntamos qué pasaría si me contagio con el coronavirus. Si por la infección no pudiera darle a mi hijo los beneficios de la leche materna, para nosotros sería terrible.

 

La lactancia materna emerge como un gran aliado de la salud del niño, tanto desde el punto de vista físico como desde el emocional. En este sentido, la presencia de un cuadro infeccioso en la madre lactante genera una enorme incertidumbre en el personal médico en cuanto a sus posibles efectos sobre la leche y, por ende, sobre el infante.

Por otra parte, el coronavirus es un germen de reciente aparición. Por ello, la información que se tiene de momento es preliminar. Aun así, los datos son alentadores porque no se ha encontrado la presencia del virus en las muestras de leche de madres infectadas.

Por esta razón, todavía a mediados de abril las autoridades mundiales estaban de acuerdo en permitir y propiciar que el niño de la madre infectada reciba la leche materna, siguiendo protocolos específicos.

Recordemos que la leche materna contiene una serie de sustancias que generan múltiples beneficios, tanto a corto plazo como a lo largo de la vida. En particular, refuerzan el sistema inmune del infante, es decir aumentan las defensas, encargadas de luchar contra diversas infecciones. Por eso se considera que, probablemente, la lactancia materna pueda ayudar a enfrentar este virus en caso de una infección.

 

Llevo 15 días en cuarentena y he aumentado 6 kilos

 

Soy una mujer de 22 años y vivo en unión libre. Estoy en cuarentena. Hago el trabajo desde mi casa porque soy informática. Mido 1,60 metros y siempre he pesado 56 kilos. No sé si es el estrés por el coronavirus o por otra cosa, pero estoy comiendo más y he aumentado 6 kilos en apenas 15 días. A mí el sobrepeso me asusta, me preocupa porque a mi pareja le gusta la mujer delgada, pero ya me siento como una bola. 

 

Como sociedad hemos comprendido la importancia de mantener el peso, de manera concomitante los estereotipos de belleza se han alejado del sobrepeso y de los kilos de más.

Según describen los estudios científicos, es muy común que durante el confinamiento aumente la cantidad de comida que se ingiere, tanto porque las porciones se hacen más grandes como porque se come más veces a lo largo del día.

Por otra parte, el hecho de estar confinado hace que ya no se realicen las actividades diarias, como caminar al trabajo, tomar el metro, el bus, el taxi, subir escaleras, ir a almorzar a la soda de la esquina y esto también contribuye al aumento de peso.

Para evitar esos kilos de más, debemos preparar un menú diario calóricamente equilibrado, de preferencia con productos saludables. Con ese fin, se puede utilizar la ayuda de múltiples sitios de internet.

Además, hoy se pueden seguir rutinas de ejercicio online, como yoga, baile, zumba, aeróbicos, que se pueden efectuar en espacios como los dormitorios y las salas de apartamentos pequeños, característicos de las grandes urbes. 

Si a pesar de estas recomendaciones el peso sigue aumentando, es mejor buscar los servicios de psicología en línea para determinar si el estrés es el verdadero responsable y así tratarlo adecuadamente.



Source link

SiteLock
Facebook