Disfunción eréctil: un factor de riesgo para sufrir un infarto


La disfunción eréctil, a parte de ser una gran preocupación para los hombres para poder mantener una buena relación sexual, se unió a los factores de riesgo para desarrollar una enfermedad cardiovascular, es decir, sufrir un infarto.

Según explicó el doctor Andrés Arley, especialista en urología, las personas que tienen disfunción eréctil deben preocuparse, ya que en corto o mediano plazo podría ser el marcador de eventos como un infarto agudo de miocardio.

“Al existir la arterosclerosis, que es el depósito de grasa en las arterias del cuerpo (colesterol y triglicéridos), va disminuyendo la circulación sanguínea en los diferentes órganos. Las arterias que se obstruyen primero, son las que tienen menos calibre, en este caso las cavernosas del pene”, aseguró Arley.

Los especialistas aseguran que una vez que el hombre comience a notar problemas a la hora de la erección, en promedio podría durar de tres a cuatro años para ser víctima de un problema cardiovascular.

¿Qué causa la disfunción eréctil?

La edad es el principal factor de riesgo para la aparición de esta enfermedad.

El Colegio de Médicos indicó que existen estudios que señalan que, al llegar a los 50 años, alrededor del 50% de los pacientes registran disfunción eréctil.

En el grupo de 60 años, el porcentaje aumenta al 60%, a los 70 años, el porcentaje es del 70% y así, sucesivamente.

No obstante, aunque no existe una estadística concreta, se considera que la prevalencia puede ser mucho mayor.

En el caso de pacientes más jóvenes, el doctor Arley señaló que los factores de riesgo para la aparición de la disfunción eréctil están asociados al sobrepeso, sedentarismo, abuso de tabaco y alcohol.

¿Se puede prevenir esta enfermedad?

Debido a que la edad es el principal factor, como anteriormente se mencionó, es poco lo que se puede hacer cuando aparece por esta causa. Sin embargo, en pacientes jóvenes lo más importante es la prevención.

“Básicamente hay que tener control de las enfermedades crónicas, control de peso, evitar el alcohol y tabaco. Aquel paciente que ya tiene la enfermedad, a nivel de atención primaria en medicina general, lo que se le puede ofrecer son medicamentos orales. Para tratamientos más especializados e invasivos y para un estudio detallado debe ser visto por un especialista en urología”, explicó el Dr. Andrés Arley.

El especialista indicó que un hombre que se mantenga delgado, con buenos hábitos, estilos de vida saludable y evitando el alcohol y tabaco podría minimizar el riesgo de tener disfunción eréctil hasta un 50%.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook