DIU de cobre y DIU hormonal, ¿cuál es el mejor?


El Dispositivo Intrauterino (DIU) es uno de los métodos anticonceptivos más eficaces en la actualidad con una eficacia del 99,8%. Tiene un tamaño pequeño en forma de letra T que se introduce en el útero donde puede permanecer hasta 10 años, momento en el que cumple su fecha de caducidad. A pesar de que está elaborado con plástico, el cobre es un elemento característico del DIU. Sin embargo, también existe el DIU hormonal. ¿Qué es lo que los diferencia?

La Organización Mundial de la Salud (OMS) indica que el DIU de cobre es un «Dispositivo plástico flexible y pequeño que contiene un asa o cubierta de cobre y se inserta en el útero». Este material tiene una función espermicida , pues daña a los espermatozoides impidiendo que lleguen hasta el óvulo. 

A pesar de que la OMS afirma que, con el tiempo, las mujeres que utilizan este tipo de DIU se benefician de una disminución de los cólicos menstruales e, incluso, puede que se llegue a producir amenorrea (ausencia de menstruación), la Sociedad Española de Ginecología (SEGO) confronta esta declaración señalando que puede aumentar «el sangrado menstrual y a veces el dolor de regla».

Con relación al DIU hormonal, conocido como de levonorgestrel, la OMS lo define como un “Dispositivo plástico en forma de T que se inserta en el útero y libera diariamente pequeñas cantidades de levonorgestrel”. Lo que causa esta hormona es que hace más espeso el moco del cuello uterino impidiendo que los espermatozoides se encuentren con el óvulo

Contrariamente al DIU de cobre, el DIU hormonal sí que disminuye el sangrado menstrual hasta en un 90%, como afirma la SEGO, permitiendo que se vuelva muy escaso. Además “al cabo de un año el 20% de las usuarias presenta amenorrea”. Por lo tanto, resulta una opción para aquellas mujeres que tienen menstruaciones abundantes.

El DIU más recomendable

Si tenemos en cuenta todo lo anterior, aunque el DIU de cobre es el más conocido, no es una opción recomendada para mujeres que tengan sangrados abundantes y reglas muy dolorosas. Este DIU solamente acentuaría estos síntomas. De hecho, la SEGO afirma que hasta un 50% de las pacientes abandonan este método a los cinco años debido a esta causa.

En el caso del DIU hormonal, este es ideal para las mujeres que se hayan sentido identificadas con el sangrado excesivo durante la menstruación. No obstante, este tipo de DIU también beneficia a aquellas que tengan riesgo, o ya sufran, endometriosis. Esta es una enfermedad que provoca que el tejido del endometrio se prolongue hasta fuera del útero, lo que suele causar dolor durante las relaciones sexuales y cólicos menstruales muy dolorosos. Este DIU reduce el desarrollo del endometrio, por lo que es perfecto para esta situación.

En el caso de que no se sufra ningún problema, la elección dependerá de la usuaria. El DIU de cobre permite no utilizar un anticonceptivo hormonal, sin embargo, en las situaciones que ya hemos señalado, quizás, sea la única opción para evitar problemas mayores.

Podemos concluir que no hay un DIU mejor o peor. Ambos son eficaces siempre. De esta manera, las usuarias pueden escoger el tipo de DIU, siempre siguiendo las recomendaciones de los especialistas, que más puedan satisfacer sus necesidades y mejorar los problemas que hasta el momento hayan podido tener con la menstruación o el uso de otros métodos anticonceptivos.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook