“Doy las gracias por la oportunidad de estar conectada con la gente y seguir cantando”


La situación excepcional que vivimos nos ha hecho volver a poner el foco en lo esencial, un cambio de perspectiva que inspira Conversaciones Al Revés’. Esta iniciativa digital de SM, conducida por la periodista María Gómez, nos invita a reflexionar a través de entrevistas con personalidades de la cultura, el deporte y la educación sobre los descubrimientos que nos ha traído esta inusual experiencia.

Con sus pequeñas historias, que son también las nuestras, dichas conversaciones irán construyendo un retrato caleidoscópico de la sociedad actual y de esa mirada común, de la mano de invitados como el periodista Iñaki Gabilondo, el padre Ángel, el cómico Javier Cansado, la periodista Gemma Nierga, el escritor Roberto Santiago…

Todos los encuentros de ‘Conversaciones Al Revés’ son accesibles y se pueden seguir a través de Instagram TV, YouTube y desde la página web de SM los lunes y jueves a partir de las 20.30 horas.

Eva Amaral: “Depender de tus amigos es la parte más humana de esto”

Un cielo abierto, arte y oficio, fuerza de dragón, Casablanca en Zaragoza. Eva Amaral (Zaragoza, 1974), líder de la banda que lleva su apellido, ha puesto música y letra a los momentos de muchas vidas.

Con más de dos décadas de carrera a sus espaldas, Amaral lanzaron su ‘Salto al color’, el vigésimo segundo álbum de la historia del dúo, en 2019. El confinamiento no ha sido un impedimento para que ella comparta las canciones de este y otros discos: ha seguido conectando con sus seguidores mediante actuaciones en directo a través de las redes sociales.

Esas canciones que tanto significan para todos sus fans son el hilo conductor en su conversación con María Gómez, en la que confiesa que “todo se ha dado la vuelta”. “En los primeros días de confinamiento, la cabeza me hizo crack, un cortocircuito total, sin saber muy bien qué era real y qué no lo era… todo del revés. Lo que se mantenía firme eran cosas muy pequeñas, a las que antes no dabas valor. Por ejemplo: cuando me levanto, me gusta tomarme un té; pues ahora, ese té lo disfruto como si fuese el último”, explica la artista.

A Eva, la conexión con otras personas le hizo poner los pies en la tierra. “Tengo que dar las gracias por todas las oportunidades de estar conectada con la gente y seguir cantando. Los primeros días eran muy extraños, todo era muy descorazonador”, afirma. Salió de esa sensación gracias a la música. “Poder sentir otra vez que cantas para alguien, y que todo lo que llevas este tiempo haciendo, tus ilusiones, se pueden mantener incluso en tiempos tan complicados, ha supuesto un alivio para mí y una forma de salir adelante psicológicamente”.

Y es que la tecnología es, ahora mismo, un salvavidas. “La sensación no era fría a pesar de cantarle al teléfono y no verle la cara a alguien. A pesar de que lo único que ves son mensajes, por algún misterio, yo sentía calor, a la gente al otro lado”, recuerda. Asegura, entre risas, que “lo más extraño era que estuviesen en mi casa”.

«A pesar de cantarle al teléfono yo sentía el calor de la gente al otro lado»

A sobrellevar todo esto ayuda la tecnología, pero también, y más importante, la música. “Para sobrevivir es importante el ánimo, y la música te puede ayudar. En un momento en el que estás cayéndote por el precipicio, una canción puede hacer que te agarres a algo positivo, o puede llevarte a un momento positivo de tu vida”, cuenta. Ella, por ejemplo, ha vuelto estos días a los sonidos de su infancia. “No he parado de escuchar a los Beatles y a Simon y Garfunkel, porque es lo que escuchaba cuando era pequeña y me dan la sensación de estar en casa”, sonríe.

No se puede olvidar, por supuesto, de sus amigos, esos que son de toda España gracias a la conocida canción ‘Marta, Sebas, Guille y los demás’. “Está bien sentirse independiente, pero en el fondo es bonito ver cuánto dependemos de ese cariño que nos rodea, de cómo echamos de menos el contacto con nuestros amigos. Creo que es la parte más humana que hemos aprendido de todo esto”, afirma.

En ellos hay que apoyarse, aconseja, cuando algo no va bien. “Está bien llorar, está bien sacar fuera las cosas para luego poder curarte y que la gente que está a tu alrededor te pueda ayudar”. Recuerda, en estos días de pandemia, su canción En el Río’. “Pienso en cómo uní el deterioro de la naturaleza a la enfermedad que se llevó a mi padre. Esas dos cosas están unidas: maltratando a nuestro entorno nos maltratamos a nosotros mismos, porque formamos parte de él”. 

Próximas conversaciones

Cuando todo pase, como canta Amaral, volveremos a estar “toda la noche en la calle”. “Lo que yo voy a hacer cuando salga es andar, andar y andar. Quemar la calle. Voy a hacer senderismo por las calles de Madrid”, sonríe. Y recuerda, como cierre, que “la libertad no es solo libertad de movimiento: también está en la cabeza y es algo que hay que cultivar, que no se puede arrebatar”.

Las próximas entrevistas de ‘Conversaciones Al Revés’ serán con Gemma Nierga (lunes 25 de mayo) y José Manuel Sánchez Ron (jueves 28 de mayo).





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook