El Consejo de Economistas exige al Gobierno que las empresas pospongan el pago de impuestos para no quebrar


Fuerte malestar del Consejo General de Economistas con el Gobierno de Pedro Sánchez y, en concreto, con la vicepresidena económica, Nadia Calviño, por su negativa a facilitar el aplazamiento del pago de impuestos.

En concreto, el presidente del Consejo General de Economistas, Valentín Pich, asegura que en España «existen muchas empresas que, aunque continúan en funcionamiento, lo están haciendo a un menor nivel y que, además, cuentan con fondos de maniobra muy limitados». 

Aplazar el pago del 30 de marzo del IVA y de las cuotas a la Seguridad Social, así como los pagos fraccionados de Sociedades, las retenciones del IRPF y el IVA, que habrán de hacerse en abril

Por ello, en su opinión, «deberían recibir apoyos por parte del Gobierno, como, por ejemplo, aplazando el pago del próximo 30 de marzo del IVA y de las cuotas a la Seguridad Social, así como los pagos fraccionados de Sociedades, las retenciones del IRPF y el IVA, que habrán de hacerse en abril».

Según Valentín Pich, “los acuerdos del Consejo de Ministros pueden interpretarse como una falta de sensibilidad del Ejecutivo con empresas y profesionales, a quienes parece querer negar herramientas de fácil implementación y bajo coste que podrían ser de gran ayuda para garantizar su supervivencia, facilitándoles liquidez con algo tan sencillo como ampliar los plazos de las autoliquidaciones tributarias y de los pagos de las cuotas de la Seguridad Social».

El presidente del Consejo General de Economistas recalca que «sería especialmente importante para aquellos que, a duras penas, están intentado mantener la actividad, máxime con la extensión del estado de alarma 15 días más,, y a los que podría parecer que están dejando en una situación de desamparo”.

En unos casos, se ha producido el cierre de sus negocios, en otros es difícil cobrar las facturas y realizar ventas, y todos advierten un futuro dificilísimo

Desde el Consejo General de Economistas aseguran que profesionales que están muy cerca de la empresa en el asesoramiento financiero, mercantil, laboral, concursal o fiscal les trasladan «los problemas que se agolpan alrededor de ese tejido empresarial». 

«En unos casos, se ha producido el cierre de sus negocios, en otros es difícil o imposible cobrar las facturas y realizar ventas, y todos advierten un futuro dificilísimo, incluso después de que la pesadilla del Covid-19 cese», alerta Valentín Pich.

El Corte Inglés cerró sus centros comerciales y ha realizado un ERTE que afecta a 25.900 empleados
Europa Press

Apoyo a la flexibilización de los ERTEs

Desde el Consejo General de Economistas sí apoyan algunas «medidas de alivio» aprobadas por el Gobierno, como la flexibilización de ERTEs (Expedientes de Regulación Temporal de Empleo), las relacionadas con las cuotas de autónomos o las facilidades para aplazar autoliquidaciones tributarias de las pymes. No obstante, creen que son necesarias más medidas económicas para evitar un alud de quiebras empresariales.

Para las empresas que siguen manteniendo un razonable nivel de actividad y el empleo de sus trabajadores, desde el Consejo General de Economistas recalcan que han solicitado «en numerosas ocasiones» que se les exonere temporalmente del abono de la aportación empresarial a la Seguridad Social, ya que, «de no hacerse así, se estarían dando mayores ventajas al cese de actividad y la suspensión de los contratos de trabajo frente a aquellas empresas que, por tipología, pueden seguir prestando sus servicios».



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook