El coronavirus hunde al sector del cordero: «Es una ruina»


«Hemos cerrado la venta de 100.000 corderos a Arabia Saudí para el Ramadán y eso va a suponer un alivio, un respirador para el sector ganadero español, así podemos mantener las constancias vitales, pero seguimos estando heridos de gravedad a nivel económico», asegura a 20minutos.esRaúl Muñiz, presidente de la Interprofesional Agroalimentaria del Ovino y el Caprino (Interovic).

Por ello, insta al Gobierno de España a «dar un empujón más» y «acordar a alto nivel diplomático» la apertura del mercado chino. «China consume mucho cordero y sería casi una salvación» para los ganaderos y pastores.

China consume mucho cordero, abrir ese mercado sería casi una salvación»

Un ciclo vital muy rápido

«Nuestro ciclo es muy rápido, los corderos no tienen tiempo de espera como otros animales», apremia. El mercado de Kuwait y Qatar también se están intentando agilizar para abrirlos a la exportación española, pero «aunque ayudaría, son países menos poblados» en comparación con Arabia Saudí y, sobre todo, China.

Cierre de restaurantes

Con el estado de alarma y el cierre de los restaurantes el sector está sufriendo mucho a nivel económico, ya que las ventas han caído un 30%, según datos del Ministerio de Agricultura.

Según la Cooperativa de Ovino y Vacuno de Navarra que aglutina a cerca de 170 ganaderos de ovino, la comercialización de cordero se ha reducido en un 85% y, ante la falta de venta, el precio del animal vivo ha bajado  un 25%.

Compra masiva para el Ejército, hospitales, cárceles…

Por ello, el presidente de Interovic reclama al Ejecutivo central «la compra masiva de carne de lechal, cordero o cabrito para alimentar al ejército, a los sanitarios o a los reclusos de las cárceles…».

Dos musulmanes del barrio del Raval (Archivo).
Hugo Fernández

Éxito de la operación Arabia Saudí y el Ramadán

Pero, sin duda, una medida fundamental es la exportación de ovejas a países extranjeros. Raúl Muñiz se congratula de la operación que se acaba de cerrar con el Gobierno de Arabia Saudí, adelantada por El Confidencial: «Vamos a enviar cinco barcos con 100.000 corderos para el Ramadán, y creemos que podremos llegar a 120.000».  

Al respecto, recuerda que «el mercado saudí estaba cerrado por cuestiones técnicas, pero se dio la oportunidad de abrirlo a través de la Consejería de Agricultura de la Junta de Extremadura y se ha realizado una muy buena labor diplomática, a alto nivel, para poder exportar los 100.000 corderos». 

Explica que desde Interovic, explica Raúl Muñiz, enviaron cartas explicando la «gravísima situación del sector del ovino español» al Ministerio de Agricultura, al de Exteriores y a la Embajada de España en Arabia Saudí. «El asunto llegó hasta la Casa Real que mantiene muy buena relación con el Gobierno saudí», recalca. «Gracias a esa labor diplomática se pudo abrir el mercado y ahora regirá la ley de la oferta y la demanda en el precio ,es un alivio en un momento muy complicado», explica Raúl Muñiz.

Marco Navacerrada, pastor
Marco Navacerrada, pastor
P. Segarra

Los pastores y el cordero lechal

Los pastores son los que más están sufriendo los efectos de la paralización de ventas y caída de precios. «Estamos muy mal, han cerrado los restaurantes. Ha pasado Semana Santa, venía una época de comuniones y no hemos vendido nada. El cordero es un producto estacional y se consume en esta época y en Navidad», asegura Marco Navacerrada, un pastor que tiene un rebaño de mil ovejas en San Sebastián de los Reyes (Madrid). 

«Yo vendo a dos carnicerías y a un matadero, pues bien, las carnicerías me han dicho que no me compran porque no venden y el matadero me ha dicho que sí, pero que no me puede decir a qué precio me paga», se lamenta.

El año pasado el precio del cordero lechal estaba a 58-60 euros, ahora los están comprando a 20 euros

Según el pastor Marco Navacerrada, «el año pasado el precio del cordero lechal estaba a 58-60 euros, ahora los están comprando a 20 euros». Además, asegura que tiene «los mismos gastos porque las ovejas se tienen que seguir alimentando y comen cada día, no entienden de coronavirus ni de ERTES«.

Corderos, ganado ovino, carne de cordero
Ganado ovino.
EUROPA PRESS – Archivo

Las ovejas ‘vacías’ (las que no están preñadas o criando) comen pasto y no le ocasionan gasto, pero tienen 300 en la finca que sí están criando o preñadas y necesitan comer pienso (avena, alfalfa, trigo, guisantes…), es una alimentación más completa que le cuesta dinero al pastor.

El cordero lechal tiene que tener un peso y una edad específica, si se pasa de plazo deja de alimentarse con leche y su precio cae. «El cordero recental se come para chuletas y vale menos dinero», explica Marco.

«¿La lana? Me da muy poco dinero. Se esquila una vez al año, pero eso es lo que cuesta me esquilarma«, indica. Pese a todo, se muestra confiado en poder salir adelante, pero para ello «necesitamos que los españoles compren más cordero». Y, además, él tiene más suerte que otros: «Hay pastores que están sufriendo ataques de lobos«.

Críticas desde las organizaciones agrarias al Gobierno

Asaja en Castilla y León ha pedido que las ayudas para paliar las pérdidas ocasionadas por la caída en el consumo de corderos y cabritos como consecuencia del coronavirus vayan directamente a los ganaderos, no a los intermediarios.

APAG Extremadura ha señalado que las ayudas que ha anunciado el Ministerio de Agricultura para los ganaderos de ovino y caprino están “mal diseñadas”por lo que son “inútiles” y una “tomadura de pelo” a la hora de paliar el desplome de precios que ha sufrido el mercado y la falta de salida de los productos.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook