El coronavirus puede propagarse en los aviones, según muestran dos estudios


Una mujer estuvo viajando por Europa durante la llegada de la pandemia al continente, visitando dos de los principales focos de contagio en ese momento, Milán y París. 

Regresó a Vietnam el 1 de marzo con dolor de garganta y tos, en un vuelo que duró 10 horas. «Ella estaba sentada en clase ejecutiva y continuó experimentando dolor de garganta y tos durante todo el vuelo», afirman los investigadores del Instituto Nacional de Higiene y Epidemiología en Hanoi.

No supo que tenía el coronavirus hasta tres días después, y contagió a 15 personas que estuvieron en el mismo avión que ella, según ha informado CNN. Se realizaron rastreos a 217 pasajeros en total.

Este viernes ha salido a la luz esta historia del caso de una mujer en marzo, que demuestra la facilidad que tiene el virus para expandirse y que los aviones podrían ser otro punto clave a la hora de contagiarse. «La ruta de transmisión más probable durante el vuelo es la transmisión por aerosoles o gotitas del caso 1, especialmente para las personas sentadas en clase ejecutiva», aseguran.

Otro caso sería el de unos pasajeros en un vuelo el 9 de marzo de Boston a Hong Kong, que mostraron síntomas después de su llegada, en el que podrían haberse infectado dos asistentes de vuelo. 

«El único lugar donde las cuatro personas estuvieron muy cerca durante un período prolongado fue dentro del avión», confirmó Deborah Watson-Jones, trabajadora de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres. «La secuenciación genética vinculó los cuatro casos. Los genomas virales casi completos de los cuatro pacientes eran 100% idénticos«.

«Concluimos que el riesgo de transmisión a bordo del SARS-CoV-2 durante vuelos largos es real y tiene el potencial de causar grupos de Covid-19 de tamaño considerable, incluso en entornos de clase ejecutiva con asientos espaciosos mucho más allá la distancia establecida utilizada para definir el contacto cercano en los aviones», ha confirmado.

En esta época, el uso de la mascarilla no era obligatorio en el interior del avión. «Mientras la Covid-19 represente una amenaza de pandemia global en ausencia de una buena prueba en el punto de atención, se necesitan mejores medidas de prevención de infecciones a bordo y procedimientos de detección de llegadas para que volar sea seguro», recomiendan.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook