El Eurogrupo da luz verde al fondo de rescate contra el coronavirus pero no logra autorizar los ‘coronabonos’


Los ministros de Economía y Finanzas de la Unión Europea (UE) están a favor de que el Mecanismo Europeo de Estabilidad, el fondo de rescate de la eurozona, proporcione una línea de financiación específica para todos los países que quieran solicitar fondos para luchar contra la pandemia de coronavirus.

Sin embargo, el Eurogrupo ha fracasado en su intento de ponerse de acuerdo sobre el proyecto de emitir «coronabonos», deuda respaldada por todos los países, No ha sido posible encontrar una solución, si bien la opción sigue sobre la mesa, según precisó el comisario de Economía, Paolo Gentiloni.

Los países podrían recibir fondos equivalentes a hasta el 2 % de su PIB sujetos a condiciones, según explicó el presidente del Eurogrupo, Mário Centeno, tras una reunión de los titulares económicos de los Veintisiete por videoconferencia dedicada a abordar las medidas ante la crisis económica generada por el coronavirus. El 2% de la zona euro equivaldría a unos 238.000 millones.

Centeno precisó que «aunque hay amplio apoyo en torno a estas características, se necesita más trabajo sobre los detalles» y que dependerá de los jefes de Estado y de Gobierno decidir la respuesta concreta de la UE en su cumbre telemática del próximo jueves. 

Préstamos a países

Jose Antonio Salazar, un trabajador de la construcción en Madrid, nos relata cómo está viviendo el estado de alerta por coronavirus. "Necesito el trabajo, pero prefiero parar. Tengo cuatro personas en casa y es un riesgo. Al final puedo infectarme", comenta.

Esta línea de financiación se basaría en las líneas de financiación preventivas del MEDE, una herramienta que hasta ahora nunca se ha usado y que permite dar préstamos a los países que encuentran problemas para acceder al mercado, pero cuya economía todavía es sólida y no necesitan de un rescate total. A cambio deben cumplir condiciones fijadas en función de su situación.

Centeno explicó que las características de esta línea específica para el coronavirus, así como las condiciones asociadas, deberán ser «coherentes con la naturaleza externa y simétrica de la crisis del COVID», que difiere de la crisis financiera y de deuda de 2008.

La financiación que reciban los países deberá dirigirse en el corto plazo para responder a la crisis del coronavirus, mientras que a largo plazo «se espera que los países retornen a la estabilidad» financiera».

«Funcionará como un seguro para protegernos de la crisis»

«Esto proporcionará una línea de defensa adicional para el euro y funcionará como un seguro para protegernos de la crisis», afirmó el portugués.

Descarga en el aeropuerto de Zaragoza del avión procedente de China

La intervención del MEDE se sumaría a las medidas que ya ha adoptado cada país, a los estímulos monetarios del Banco Central Europeo (que alcanzan 1,1 billones de euros), a la movilización de 37.000 millones en inversiones a cargo de los fondos estructurales europeos, las líneas de financiación que ofrece el Banco Europeo de Inversiones y la relajación de las normas fiscales y de ayudas públicas europeas.

Centeno destacó que desde la última reunión del Eurogrupo, la semana pasada, el volumen de las medidas fiscales adoptadas a nivel nacional se ha doblado, hasta alcanzar el 2 % del PIB de los países, en tanto que las medidas de liquidez han pasado de representar el 10 % al 13 % del PIB.

Luz verde a la ayuda española

Por otra parte, la Comisión Europea (CE) dio este martes luz verde a los dos sistemas de avales que España va a destinar a empresas y trabajadores autónomos afectados por el brote del coronavirus, que cuentan con un presupuesto aproximado de 20.000 millones de euros.

Bruselas precisó en un comunicado que esas iniciativas son «conformes a las normas de la Unión Europea (UE) en materia de ayudas estatales». 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook