El Gobierno asegura que España está «en guerra» con otros países por conseguir material sanitario por el coronavirus


La ministra de Hacienda y Portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, ha asegurado este jueves que todas las administraciones públicas trabajan «de manera incansable» para lograr hacerse con material sanitario en los diferentes mercados internacionales y por el que compiten otros países para evitar el avance de la pandemia del coronavirus.

«Estamos en una guerra auténtica por hacernos con los respiradores, las mascarillas… en eso estamos todos», ha asegurado Montero, en declaraciones en el programa de Ana Rosa (Telecinco).

La ministra argumenta que el retraso en la llegada de productos sanitarios comprados en el extranjero se debe a la escacez de género «en el mercado internacional» y asegura que «todos los países están peleando por el material de China»

Problema en el plazo de entrega

Según la ministra el problema consiste en que «no se están cumpliendo por parte de los proveedores los plazos de entrega», lo que ha tenido como consecuencia que esta semana se hayan producido entregas inferiores a las previstas y aumente un problema de suministro que «se va a subsanar a lo largo del fin de semana y la semana próxima».

A estas dificultades se han unido la aparición de «fraudes y especuladores, que quieren aprovecharse» del momento, por lo que es preciso asegurarse de que, lo que llega, «es material seguro, aprobado por la agencia del medicamento y que cuenta con todos los parabienes».

Preguntada por si las compras se comenzaron a hacer con retraso, Montero ha respondido: «No, ¡qué va!. Desde hace dos semanas trabajamos intensamente», pero el problema es que, en un entorno global de falta de material, «se retrasan pedidos o no llegan, o llega otro tipo de material que no habíamos pedido».

«No es un problema de gestión , es un problema real y mundial»

«No es un problema de gestión , es un problema real y mundial, de competencia por hacer acopio, en un momento en que muchos países han prohibido exportaciones de este material», ha afirmado.

«El problema no es de gestión de la compra, de los contratos y las entregas, es un problema de producción mundial», ha asegurado la ministra, quien ha destacado que buena parte de la industria española está en pleno proceso de reconversión, de manera que las empresas textiles puedan fabricar mascarillas y batas o la empresa aeronáutica y del automóvil fabrique respiradores de modo que «en el medio plazo nuestra industria produzca y podamos abastecernos y no dependamos del cierre de fronteras».



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook