El Museo Reina Sofía celebra sus 30 años con una jornada de puertas abiertas


El Museo Reina Sofía conmemora mañana tres décadas de andadura, convertido en el puntal del arte contemporáneo español, con una jornada de puertas abiertas y con vista puesta en su próxima ampliación.

El Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía (MNCARS), un proyecto que trataba de incorporar al país a la modernidad artística, es hoy uno de los museos de arte contemporáneo más importantes del mundo y su director, Manuel Borja-Villel, uno de los directores más influyentes del sector.

El centro de arte abrió sus puertas, el 31 de octubre de 1990, como un proyecto de reanimación de la oferta pública de arte moderno y contemporáneo en España y el objetivo de convertirse en un centro dinámico, abierto a las nuevas tendencias.

“La implantación de un museo de arte moderno en España ha sido, hasta la fecha, una frustración repetida (…) el proyecto ha llegado hasta la actualidad como una necesidad, con más futuro que pasado. El Museo Reina Sofía es una propuesta para colmar esa necesidad”, decía entonces Tomás LLorens, su primer director.

Seis directores ha tenido el museo: tras Llorens vendrían María de Corral, José Guirao, Juan Manuel Bonet, Ana Martínez de Aguilar y Manuel Borja-Villel, el actual, que forma parte de la lista de las personas más influyentes del mundo del arte que realiza la revista especializada Art Review.

La colección, señala el museo en una nota, ha ido enriqueciendo sus fondos hasta llegar a las 23.000 obras de la actualidad, aunque la más popular es el Guernica (1937) de Picasso, que llegó al museo en 1992 desde el Casón del Buen Retiro (donde se exponía desde 1981).

En estas tres décadas ha programado más de 700 exposiciones temporales, dedicadas a Dalí, Picasso, Anish Kapoor, Popova, Robert Capa, Lucio Fontana, Torres García, Marcel Broodthaers, Alberto Giacometti, Antoni Tàpies, Louise Bourgeois, Bruce Nauman, Chillida o Juan Gris.

En 2006 llegó su esperada ampliación, firmada por Jean Nouvel, pero también fueron momentos importantes la ‘Operación Picasso’, que permitió la entrada en la colección de un importante número de obras del autor; la puesta en marcha del centro de estudios o la aprobación del Estatuto del Museo, que aumentó su capacidad de autofinanciación.

El aniversario del museo se verá mañana deslucido por la pandemia que ha vaciado sus salas y ha desplomado las cifras de visitante. En verano recibió un 70 por ciento menos de personas que el año anterior y el horizonte, con la caída del turismo extranjero, es incierto.

Entre los proyectos más inmediatos se encuentra la ampliación de una treintena de salas en la planta baja, que acogerá lo más moderno de la colección, y que verá la luz a finales del año que viene.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook