el ‘Síndrome del Pasillo’ y el menisco


Aprovechando el tiempo en casa y las medidas de prohibiciones para salir, muchos están descubriendo nuevas rutinas de ejercicio para ejercitarse sin necesidad de un gimnasio. 

Sin embargo, pese a que a priori puede parecer una manera perfecta para mantenerse en forma, también puede ser perjudicial para la salud causando lesiones que mantenidas en el tiempo pueden agravarse.

Según va pasando el tiempo y la gente se ejercita más y más en casa, se va haciendo más visible el ‘Síndrome del Pasillo’, lesiones de menisco que van cobrando más importancia y acusan los traumatólogos

Pese a que estos no indican una causa en particular, apuntan a esta tendencia de ejercicio doméstico que además se está llevando al extremo. Varios son ya los que se han hecho virales por sus grandes «hazañas deportivas» sin salir de casa, como el sevillano que corrió un maratón en su terraza o el Ironman casero de un triatleta alemán.

Estos fomentan actividades que tienen una gran afectación en ciertas zonas del cuerpo, y según el Dr. Adrián Gallego, traumatólogo, el menisco es el gran perjudicado. Esta parte de la rodilla es la encargada de amortiguar el roce de los huesos y estabilizar la articulación y sufre especialmente los movimientos bruscos de giro.

Por eso, uno de los gestos que más está causando lesiones en esta parte de la rodilla son los giros cuando corremos, por ejemplo, por casa entrando y saliendo de las habitaciones o el pasillo de principio a fin. Al llegar al final, se realiza una torsión con el pie apoyado y la rodilla semiflexionada, comprimiendo así el menisco pudiendo romperlo. Por eso, haciendo cálculos, si se quiere correr 5 kilómetros en un pasillo de a penas 10 metros, habrá que hacer 500 giros en los que se puede poner en peligro la articulación.

La mejor forma de evitarlo es buscar ejercicios aeróbicos alternativos o correr evitando hacer distancias largas y, de manera imprescindible, siempre con calzado adecuado.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook