Especialistas médicos piden a diabéticos moderación en su dieta este fin de año


Especialistas del Hospital Rafael Ángel Calderón Guardia hicieron un llamado a los pacientes diabéticos para que tengan autocontrol y respeto hacia el plan de alimentación asignado durante este fin de año.

La nutricionista Grace Zúñiga y la enfermera Maricruz Ramírez explicaron que no quieren atender a pacientes descompensados por los desórdenes alimenticios durante esta época de fiestas.

La recomendación la plantearon durante el módulo educativo que ofrece ese hospital a los pacientes con diabetes y que dura aproximadamente seis meses con sesiones de refuerzo periódicas.  

Se trata de un programa de intervención multidisciplinario para la atención y la enseñanza de enfermedades crónicas instaurado por la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS) que se está extendiendo en los diferentes establecimientos de salud.

Ramírez dijo que en esta época reciben pacientes en los servicios de emergencia con glicemias muy elevadas, lo que pone en serios problemas su salud y produce contratiempos familiares y al sistema de salud y precisamente, lo que procuran con esa sensibilización es reducir el número de complicaciones.

Ambas profesionales insistieron en la necesidad de que los pacientes respeten las porciones de comidas que deben consumir y no se excedan para reducir las complicaciones que se pueden producir al alterarse o bajarse los niveles de azúcar en sangre.

Zúñiga destacó que no se trata de desarrollar una cultura del ‘no’, sino de respetar y seguir las recomendaciones que se le ofrece durante todas las sesiones.  Lo que pedimos es que se siga una alimentación saludable, sin abusos, expresó.

Además, fueron claras que el paciente diabético puede consumir un tamal pequeño, preparado con grasas que no sean saturadas y con olores y especies naturales como el orégano, el tomillo, el ajo, el romero, entre otros.

Pero pidieron a los diabéticos no consumir queques, rompope, ni licores por la gran cantidad de azúcares simples que tienen estos productos son característicos de esta época del año. 

Insistieron en que la clave del control del paciente diabético está basada en educación, el ejercicio, el plan de alimentación y el adecuado consumo o administración de los medicamentos y ninguno de esos componentes puede fallar.

Por eso dijeron que no hay diabetes buena o mala, sino malos y buenos pacientes que siguen al pie de la letra todas las recomendaciones.

Recordaron que las cosas que pueden subir los niveles de azúcar en sangre pueden ser los siguientes: comer demasiado, no usar bien los medicamentos, presencia de infecciones y el estrés es uno de los peores enemigos.

El azúcar se baja por diversas razones, entre ellas: no aplicación adecuada de tratamientos, brincarse tiempos de comida y a más cantidad de grasa abdominal, mayor riesgo de resistencia insulínica.

Las especialistas recordaron que la diabetes es una enfermedad crónica que afecta diversos órganos y que produce una serie de complicaciones cardiacas, renales, vasculares, oculares, entre otras.

Se estima que en Costa Rica cerca del 13% de la población mayor de 20 años tiene diabetes y es una enfermedad que ha venido en crecimiento en el territorio nacional, según la última encuesta de riesgo cardiovascular. 



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook