Francia pagará primas de hasta más de 2.000 euros al personal sanitario por su esfuerzo en la crisis del coronavirus


El personal sanitario en Francia recibirá primas para compensar su esfuerzo en la crisis del coronavirus que en muchos casos superarán los 2.000 euros, dentro de un paquete presupuestario de urgencia que se ha corregido para subirlo de los 45.000 millones de euros iniciales hasta los 110.000 millones.

El primer ministro, Édouard Philippe, anunció que quienes trabajan en centros sanitarios de la treintena de departamentos más afectados por la epidemia (hay un centenar en Francia) cobrarán en mayo una prima de 1.500 euros, al igual que los que en el resto del país se ocupan de enfermos de la COVID-19.

A esa prima, que estará exenta de impuestos y de cotizaciones sociales, se sumarán las horas extraordinarias que hayan realizado, con una bonificación del 50 %, en lugar del 25 % habitual, lo que supondrá de media unos 600 euros, precisó el titular de Sanidad, Olivier Véran, en una comparecencia al término del Consejo de Ministros. El resto de los profesionales sanitarios tendrán una prima de 600 euros y la remuneración de las horas extraordinarias con la misma bonificación del 50 %.

El costo para el Estado será de 1.300 millones de euros

El costo para el Estado será de 1.300 millones de euros, una parte de los 8.000 millones de gastos extraordinarios para sanidad (lo que significará un incremento del 7 %) que se incluirán en el proyecto de ley de presupuestos correctivo tramitado en el Parlamento con carácter urgente a partir del viernes.

Philippe indicó que otros 4.000 millones de euros se dedicarán a la compra de material sanitario necesario para hacer frente a la epidemia, como mascarillas.

Junto a los sanitarios, los funcionarios que estén implicados en misiones de servicio público durante la crisis también serán recompensados con una prima extraordinaria de hasta 1.000 euros, libres de impuestos y de cotizaciones.

Cuatro millones de familias recibirán una ayuda «excepcional»

En paralelo, más de cuatro millones de familias en situación de precariedad serán beneficiarios de una «ayuda excepcional de solidaridad» que se traducirá en la mayoría de los casos en 150 euros por hogar y 100 euros adicionales por cada hijo.

Coronavirus outbreak in Paris

La principal partida del nuevo plan de urgencia de 110.000 millones de euros diseñado por el Ejecutivo son los 30.000 millones de euros para el aplazamiento o supresión de impuestos y cotizaciones de las empresas que han visto reducida o suspendida su actividad.

También se han previsto 24.000 millones para los 8,7 millones de trabajadores que están actualmente en paro parcial (ERTE), muy lejos de los 8.500 millones estimados hace ahora un mes.

El presupuesto corregido para 2020, que deberá ser aprobado la semana próxima, se asienta en la hipótesis de una recesión del 8 %, una cifra que como reconoció el ministro de Economía, Bruno Le Maire, es provisional dada la incertidumbre.

El déficit público se disparará hasta el 9 % del producto interior bruto (PIB), frente al 3 % del pasado año, y la deuda pública al 115 %, comparada con el 98,1 % al terminar 2019. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook