‘Green Book’, ‘Campeones’ y las películas de amistad o para generar buen rollo


Una historia de amistad ejemplar. En Green Book el rudo y malhablado guardia de seguridad que interpreta Viggo Mortensen acepta un empleo como conductor y protector de un pianista afroamericano (Mahershala Ali). Le acompañará durante su gira por los estados sureños de Norteamérica.

Es el año 1962, con las diferencias y tensiones raciales a flor de piel, y el título se refiere al “libro verde”, una guía que recogía los restaurantes y moteles en los que se permitía dar servicio o alquilar una habitación a los negros en los conservadores lugares del Sur de los Estados Unidos.

Se estrenó en nuestros cines el viernes 1 de febrero, el director Peter Farrelly ha aparcado la comedias de humor más grueso que realizaba junto con su hermano Bobby, como Dos tontos muy tontos o Algo pasa con Mary, para pasarse a una historia de buenos sentimientos y mejores intenciones.

Los Óscar la han bendecido con cinco nominaciones, incluyendo las de mejor película y para su pareja de actores. Además, viene de ganar el Globo de Oro a la mejor comedia y su alegato de amistad interracial recuerda, en parte, a Paseando a Miss Daisy, la oscarizada película de 1989 en la que sus protagonistas eran una veterana dama sureña (Jessica Tandy) y su chófer (Morgan Freeman).

Son películas que dan buen rollo. Los norteamericanos las califican como feel good movies. En España, la más taquillera el pasado año ha sido precisamente una de estas propuestas, Campeones de Javier Fesser, gracias a su conmovedora visión de un equipo de baloncesto formado por personas con discapacidad intelectual.

En los Goya ha sido reconocida como mejor película, además de los premios al actor revelación para Jesús Vidal y el de la canción original de Coque Malla. Tampoco ha pasado desapercibida para los norteamericanos.

Javier Fesser ha anunciado que ya ha vendido los derechos de cara a un posible remake hollywoodiense, aunque el final podría ser ligeramente distinto. Lo que sí se mantendría es que sus protagonistas tuvieran algún tipo de discapacidad intelectual.

Entre los títulos similares más destacables estrenados el pasado año tendríamos El regreso de Mary Poppins o Book Club, con Jane Fonda y Diane Keaton en su elenco, y en torno a cuatro amigas que formaban un club de lectura mensual. No tan lejos quedan otros como Wonder (2017) con Julia Roberts, Mi amigo el gigante de Spielberg o Captain Fantastic, también con Viggo Mortensen como protagonista.

Sobre historias de camaradería, y superando los posibles prejuicios raciales o sociales, uno de los grandes éxitos de los últimos años fue la francesa Intocable (2011), de la que precisamente acaba de estrenarse en Estados Unidos el correspondiente remake, The Upside.

The Upside (película)

Aún sin fecha de estreno en España, la versión está protagonizada por Bryan Cranston (el inolvidable Walter White de Breaking Bad) y Kevin Hart. Precisamente, el cómico afroamericano hubiera sido el presentador de la gala de entrega de los Óscar esta edición si no fuera por la polémica que suscitaron unos tuits homófobos publicados en su cuenta hace unos años.

La temática de las feel good movies ha dado sus buenos frutos como Forrest Gump (1994) o El indomable Will Hunting (1997), y éxitos inesperados que funcionaron gracias al boca a oreja como Tomates verdes fritos (1991) o las citadas Intocable o Campeones. Y los Óscar no han sido inmunes a ellos.

El discurso del rey con Colin Firth nos habló de los problemas de tartamudez de quien sería el rey de Inglaterra Jorge VI; Jennifer Lawrence se llevaría el Óscar por la historia de amor de El lado bueno de las cosas, coprotagonizada por Bradley Cooper; Sandra Bullock también por The Blind Side (Un sueño posible) como la mujer y madre de familia que acogería en su hogar a un joven negro, futura estrella del fútbol americano.

La pequeña Abigail Breslin nos robó el corazón con su interpretación, y su itinerario por los concursos de belleza, en Pequeña Miss Sunshine (2006); y Criadas y señoras (2011) nos situó también en la Norteamérica de los 60, en los hogares sureños donde trabajaban empleadas del hogar afroamericanas.

(Imágenes de arriba a abajo: ‘Campeones’ ®Morena Films/Películas Pendelton y ‘The Upside’ ®Escape Artists)



MÁS INFORMACIÓN

¿Deseas opinar sobre este artículo?
SiteLock
Facebook