Hidroxicloroquina y azitromicia para pacientes con el virus


La ministra de Salud, Rosario Turner, informó que comenzarán a utilizar hidroxicloroquina y azitromicia en los pacientes que padecen la enfermedad Covid-19, transmitida por el virus SARS-CoV-2.

La decisión obedece al incremento de casos que se han dado en los últimos días y luego de un análisis científico de los miembros del Comité Asesor por Coronavirus.

Además, Turner sostuvo que hay investigaciones clínicas de ambos fármacos empleados en China, Singapur, Francia, entre otros países.

Las autoridades de salud advirtieron a la población que ambos fármacos tienen efectos adversos y deben ser utilizados bajo supervisión, ya que están destinados para pacientes con cuadros clínicos leves y moderados.

Panamá también realizó la solicitud a la Organización Mundial de la Salud para participar en un estudio clínico de cuatro drogas contra el Covid-19.

Ensayo

La carrera por lograr un tratamiento contra la enfermedad Covid-19 ha llevado a poner a prueba la efectividad de cuatro fármacos mediante un estudio clínico que lleva adelante la Organización Mundial de la Salud (OMS) llamado Solidaridad.

En el estudio participan 10 países por el momento, con el fin de investigar, de manera simultánea, la eficacia de las siguientes fármacos: remdesivir, cloroquina/hidroxicloroquina, ritonavir y lopinavir, así como ritonavir/lopinavir e interferon-beta.

Panamá tiene el interés de participar en la investigación clínica, para ello el Ministerio de Salud (Minsa), mediante Resolución No. 329 de 18 de marzo de 2020 sobre el consentimiento informado para iniciar el tratamiento por la enfermedad Covid-19, deja por sentado que la opción para todo paciente con coronavirus es hidroxicloroquina, LPV/r (lopinavir reforzado con ritonavir), o un combinado de ambos, para tratar la infección por coronavirus.

En ese sentido, Rosario Turner, ministra de Salud, informó que se realizó la gestión para la compra de un millón de tabletas de hidroxicloroquina y azitromicina medicamentos que son utilizados para combatir la enfermedad en otros países.

Además, añadió que en Panamá ya se encuentran 8 mil tratamientos [tabletas de hidroxicloroquina y azitromicina] para que sean utilizados en pacientes con cuadros leves o moderados.

El objetivo es suplir las instalaciones del Minsa y la Caja de Seguro Social (CSS), y también coordinar con las clínicas privadas para que cuenten con los fármacos, subrayó Turner.

La hidroxicloroquina, un medicamento que pertenece a los antimaláricos, es utilizada para prevenir y tratar los ataques agudos de malaria. También se ocupa para tratar lupus eritematoso sistémico y discoide y la artritis reumatoide en pacientes que no han mejorado con otros tratamientos.

Además, es una de las apuestas del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, para atacar el virus que en ese país ya ha infectado a más de 52 mil personas, y se ha cobrado la vida de más de 600 personas.

Mientras, la azitromicina se utiliza para tratar ciertas infecciones bacterianas, como bronquitis; neumonía; enfermedades de transmisión sexual e infecciones de los oídos, pulmones, senos nasales, piel, garganta y órganos reproductivos.

En espera de respuesta

El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en Panamá, Jorge Victoria, informó que el país hizo la solicitud para participar del estudio clínico, pero aún no ha recibido la confirmación.

De hecho, informes de la agencia de Naciones Unidas de Salud indican que de la región de América están Argentina y Canadá. Los otros países son Bahréin, Francia, Irán, Noruega, Sudáfrica, España, Suiza y Tailandia.

En la investigación se recopilará la mayor cantidad de datos en el menor tiempo posible, así que en vez de trabajar en el desarrollo de nuevos fármacos, un proceso que puede durar años, los participantes de esta investigación verán si alguno utilizado para combatir otras enfermedades puede ayudar a neutralizar el coronavirus, plantea la OMS.

Hidroxicloroquina y azitromicia para pacientes con     el virus
La falta de respiradores ha sido uno de los inconvenientes entre las autoridades de salud en los países afectados.Archivo

Estudio y efectos

Hay estudios científicos en marcha referente a los fármacos que el Minsa recomienda actualmente a los pacientes con Covid-19.

El estudio publicado por el biólogo Didier Raoult, del Instituto Mediterráneo de Infecciones en Marsella, Francia, reportó que el uso de la cloroquina y la hidroxicloroquina fue eficiente en pacientes en China con Covid-19; al analizar la combinación de hidroxicloroquina con azitromicina (un medicamento para infecciones bacterianas), también se tuvieron resultados positivos.

La investigación indica que 20 pacientes confirmados en Francia con la enfermedad Covid-19 se incluyeron en un protocolo de prueba de la hidroxicloroquina con azitromicina desde principios de marzo.

Hasta el pasado 16 de marzo, los pacientes recibieron 600 miligramos (mg) de hidroxicloroquina diariamente y se añadió azitromicina al tratamiento, y las 20 personas voluntarias que participaron en la investigación mostraron una reducción significativa del virus.

Sin embargo, el estudio también advierte los efectos adversos que tiene el uso del medicamento como es problemas gastrointestinales, cefalea, pérdida de apetito, erupción en la piel, entre otros.

En ese sentido, la decana de la Facultad de Farmacia de la Universidad de Panamá, Rosa Buitrago, explicó que el uso de la hidroxicloroquina tiene sus efectos secundarios como retinopatía, toxicidad cardíaca, hipoglucemia e incluso problemas cardiovasculares.

Añadió que que todo medicamento tiene efectos adversos, pero pueden usarse seleccionando a los pacientes y evaluando su balance de riesgo y beneficio.

Buitrago recordó que es un fármaco utilizado contra la malaria y su dosis máxima en adultos es de 2,000 mg durante dos días seguidos.

La primera dosis es 800 mg, la segunda dosis es 400 mg 6 horas después de la primera dosis. Mientras, la tercera dosis es 400 mg 24 horas después de la primera dosis. Por último, la cuarta dosis de 400 mg se suministra 48 horas después de la primera dosis.

Con respecto al uso de a hidroxicloroquina en pacientes con Covid-19, Buitrago coincidió con el estudio de Francia de 600 mg al día en dosis de 200 mg tres veces al día durante 10 días.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook