Huracán Zeta toca tierra cerca de Tulum en el Caribe mexicano


El huracán Zeta, de categoría 1, entró este lunes a tierra cerca del balneario de Tulum y castigaba con fuertes vientos e intensas lluvias la Península de Yucatán, corazón del Caribe mexicano en el sureste del país, que fue golpeada días atrás por el ciclón Delta.

“El centro del huracán Zeta ingresó a tierra a las 22:00 horas tiempo del centro de México [04H00 GMT del martes], en las inmediaciones de Ciudad Chemuyil, aproximadamente a 25 kilómetros al nor-noreste de Tulum, Quintana Roo”, informó la Comisión Nacional del Agua, Conagua, en un comunicado.

El ciclón, en lo más bajo de una escala de 5, se desplazaba hacia el noroeste a 20 km/h y mantenía vientos máximos sostenidos de 130 km/h y rachas de hasta 155 km/h, detalló la dependencia.

Aunque las lluvias y vientos más fuertes golpean la zona centro-norte del estado, el impacto se extendería por toda la región.

“Tendrá un impacto en prácticamente todo el estado”, dijo el gobernador del estado de Quintana Roo Carlos Joaquín en un video difundido en redes sociales del gobierno.

Conagua estima que las precipitaciones en la región fluctuarán entre 150 y 250 mm, los vientos estarán entre 120 y 150 km/h y el oleaje alcanzará de 4 a 7 metros de altura.

El instituto prevé que el fenómeno se debilite a medida que se mueva sobre la Península de Yucatán -donde se ubican los populares balnearios de Cancún, Playa del Carmen y Tulum- la noche del lunes y el martes temprano.

Pero posteriormente se fortalecerá, a medida que se desplace sobre las aguas del Golfo de México, según Conagua.

Se espera que Zeta continúe su trayectoria como huracán hasta tocar costas del sureste de Estados Unidos el jueves.

Quintana Roo, donde se localizan los balnearios del Caribe mexicano, declaró la alerta naranja y ordenó la suspensión de las actividades laborales.

Autoridades pidieron que habitantes y turistas se refugien en sus casas o en hoteles. Además, se suspendió el transporte marítimo de carga y de pasajeros en la zona norte del estado.

El gobierno también habilitó varios refugios para quienes no se sientan seguros en sus hogares.

En Cancún, algunos bañistas disfrutaron de las últimas horas de playa antes de la llegada de la tormenta.

Mayra Sánchez, una estudiante española de 26 años, se dijo despreocupada por Zeta al señalar que conocidos suyos le dijeron que no pasaría a mayores.

“Me han dicho amigos míos que no hay de qué preocuparse, hay que aprovechar cada instante de este maravilloso lugar, aunque no podamos adentrarnos al mar”, afirmó a la AFP.

En el centro de la ciudad, sin embargo, los pobladores compraron víveres así como madera y cinta para cubrir las ventanas. En las gasolineras, los autos hicieron fila para cargar combustible.

“Uno se previene con lo que le dicen, más vale prevenir porque aquella vez con Wilma [huracán categoría 5 que golpeó Cancún en 2005, ndlr] la padecimos mucho sin agua, sin luz, sin qué comer”, recordó Lucía Castro, mexicana que reside en Cancún desde hace 19 años.

La madrugada del 7 de octubre, el huracán Delta tocó tierra cerca de Cancún con categoría 2 (de 5) de la escala Saffir-Simpson sin dejar víctimas, sólo daños materiales.

El paso de huracanes y tormentas suponen un nuevo golpe para estos balnearios, que han visto caer dramáticamente la llegada de visitantes por la pandemia de covid-19. El turismo representa más de 8% del PIB de México.

La temporada de huracanes 2020 en el Atlántico está registrando un récord de actividad, puesto que Zeta es ya la 28ª tormenta. Agotados los nombres previstos para estos fenómenos, los meteorólogos comenzaron a identificarlos con el alfabeto griego.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook