Incertidumbre embarga a trabajadores del Parque Diversiones


La incertidumbre embarga a 380 empleados del Parque Nacional Diversiones que en la actualidad tienen su contrato de trabajo suspendido y no tienen claro cuándo podrían regresar.

Con el inicio de la pandemia en marzo anterior, se giró la orden de suspender contratos en apego a la ley.

Es así como 380 empleados en este momento no están laborando y por consiguiente sin recibir un ingreso económico.

La suspensión de los contratos se extiende trimestre a trimestre y en este momento el panorama para los empleados es complicado, ya que se estima que el parque podría volver a abrir sus puertas hasta diciembre de 2021.

Esto pone en jaque a los colaboradores ya que deben decidir entre mantener su situación actual o renunciar y buscar otras opciones laborares en medio de la crisis económica que provoca la pandemia.

En respuesta a esta situación, la Junta Directiva que administra el parque afirma:

«Parque Diversiones no realizará despidos, realizó una suspensión de contrato, apegada a lo establecido en la legislación nacional”.

“Nuestro deseo es poder retomar nuestras actividades y poder ver nuevamente a todos nuestros colaboradores y huéspedes crear momentos de magia y diversión como lo han hecho durante todos estos años de funcionamiento de parque”.

“La junta directiva de la asociación pro-Hospital Nacional de Niños decidió no cruzarse de brazos y desde el inicio de la pandemia han buscado soluciones proactivas, pero debido a la incertidumbre reinante y la imposibilidad de definir una fecha de finalización de la pandemia, esperará el momento oportuno para reiniciar actividades».

En la actualidad el Parque Nacional Diversiones está cerrado de manera indefinida y mantiene una cantidad mínima de personal en labores.

23 personas se encargan de las funciones de seguridad, mantenimiento de equipos y atracciones para que no se deterioren durante el parón de actividades y algunos en la parte administrativa.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook