La lucha de la pequeña Ariya, un bebé con una enfermedad rara en tiempos de coronavirus


La pequeña Ariya solo tiene un año, pero ya ha afrontado más adversidades que las que muchas personas enfrentan a lo largo de su vida. Nació el 3 de septiembre de 2019 con el síndrome de Sturge Weber, una enfermedad rara que afecta a uno de cada 50.000 bebés nacidos con malformación vascular en la cara. 

El caso de Ariya es aún menos frecuente y en su caso le afecta a los dos lados del rostro, cuando lo habitual es uno. Su enfermedad le produce una mancha roja que le cubre prácticamente toda la cara, un glaucoma bilateral por el que tuvo que ser operada para no perder la vista y además le provoca convulsiones.

Tras sufrir una crisis a finales del año pasado, el bebé ha estado ingresado en tres hospitales diferentes durante casi tres semanas hasta dar con un tratamiento. Pero entonces llegó el coronavirus.

«Toda la familia habíamos estado en clínicas y hospitales. Nos contagiamos», ha explicado su madre al diario Levante-EMV, que se ha hecho eco del caso.

Ahora, tras dar con el tratamiento adecuado, su familia ha lanzado una petición de ayuda para poder sufragar los viajes a Barcelona desde Benisa (Alicante), la localidad donde reside la familia. 

«Para poder sequir avanzando me hara falta ayuda y cada granito de arroz cuenta. Quiero poder correr con mis hermanas mayores pero aun me queda mucha terapia, muchas tratamientos y muchos viajes a Barcelona», escribe su madre, Stacey, en un texto en una página web en la que buscan recaudar fondos.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook