Las propiedades del kiwi: beneficios para tu salud


El kiwi es una de las frutas de consumo habitual debido a su composición nutricional. Es el fruto de la actinidia, una planta trepadora de la familia de las actinidiáceas y normalmente aparece en mercado de octubre a mayo. No obstante, algunas variedades como el kiwi de Nueva Zelanda, «también pueden consumirse desde finales de mayo hasta principios de noviembre», tal y como señala la Fundación Española de la Nutrición (FEN).

Este alimento es ideal para mantener una dieta sana y equilibrada ya que es fuente de nutrientes y sustancias no nutritivas como la vitamina C y enzimas, cuyas propiedades poseen importantes beneficios para la salud, subraya la FEN.

Así, el kiwi «aporta una cantidad moderada de hidratos de carbono en forma de azúcares y también posee fibra, fundamentalmente de tipo insoluble». El valor calórico es bastante reducido, ya que solo contiene 55 kcal por cada 100 gramos de ración comestible, mientras que su composición se basa fundamentalmente en el agua (86g).

Fuente de vitamina C con propiedades antioxidantes

Son ricos en vitamina C, ya que «los kiwis verdes duplican la cantidad que tienen las fresas o naranjas, y el kiwi de color amarillo incluso la triplica«, destaca una publicación del departamento de nutrición y bromatología de la facultad de Farmacia de la Universidad Complutense de Madrid sobre los beneficios nutricionales y sanitarios asociados al consumo del kiwi, realizada por las expertas Ana M.López – Sobaler, Aránzazu Aparicio Vizuete y Rosa María Ortega Anta. 

Además, «los kiwis tienen un elevado contenido en vitaminas E, K, folatos, carotenoides, potasio, fibra y otros fitoquímicos, que proporcionan no solo beneficios nutricionales, sino también sanitarios», añaden. Respecto a los minerales, tiene un alto contenido de potasio, comparable al de los plátanos, y más del doble que cualquier otra fruta.

Arándanos

La vitamina C presente en el kiwi es elevada y posee potentes propiedades antioxidantes que contribuyen a la protección celular frente al daño oxidativo. Pero también contiene «otras sustancias como son la vitamina E, luteína,  zeaxantina y fitoquímicos», que también tienen efectos antioxidantes para el organismo. En este sentido, el consumo habitual de esta fruta puede contribuir a la protección frente a enfermedades de tipo cardiovascular.

Beneficios en la función gastrointestinal, en el sistema inmune y en el estado de ánimo

Por otra parte, el consumo regular de esta fruta tiene efectos en la función gastrointestinal, produciendo una mejora en la digestión y en el estreñimiento. «Tradicionalmente se han reconocido los efectos beneficiosos del kiwi sobre la digestión y el tránsito intestinal. Estos beneficios se deben al contenido en fibra tanto soluble como insoluble, que retiene gran cantidad de agua, aumenta la masa fecal y suaviza el tránsito», explican las expertas en la revisión, que está publicada en la revista Nutrición Hospitalaria. Cabe recordar, además, que los kiwis pueden tener un efecto prebiótico al promover el incremento de lactobacilos y bifidobacterias.

Se ha demostrado también que el kiwi contiene nutrientes y fitoquímicos asociados relacionados con el bienestar del sistema inmune como la vitamina C,E y K, folatos, carotenoides, potasio y polifenoles. Esto hace que tenga efectos beneficiosos para los problemas de salud relacionados con el tracto respiratorio superior como la gripe o el catarro.

Otro de los beneficios sanitarios que destaca la publicación es que «el kiwi ha sido objeto de estudio como alimento con potencial efecto positivo en el estado de ánimo en individuos que tengan un consumo insuficiente de frutas y verduras y que tengan insuficiencia de vitamina C». 

La espinaca es muy saludable y una de las propiedades que tiene, como buen vegetal verde, es la presencia de ácido fólico. Un plato pequeño de esta verdura puede contener unos 130 mg.

En este sentido, «el consumo de dos kiwis diarios de la variedad amarilla durante seis semanas disminuyó la fatiga, aumentó la energía y mejoró el estado de ánimo general, aunque solo fue significativo en los que presentaban un peor estado de ánimo al inicio del estudio», explican.

En definitiva, este alimento tiene un alto valor nutricional y su consumo habitual en el contexto de una dieta equilibrada tiene efectos beneficiosos «sobre la función inmune y la defensa antioxidante, en la función gastrointestinal y en el sistema respiratorio, así como en el estado de ánimo«.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook