Laura y Jazmín: la eterna lucha por hacer valer su amor legalmente


Este martes 26 de mayo entra en vigencia el matrimonio igualitario en Costa Rica. En el marco de este acontecimiento, recordamos la historia de Jazmín Elizondo y Laura Flores, una pareja gay que aprovechó un error del Registro Civil para casarse, ya que una de ellas fue inscrita como hombre.

Inicio del amor

Jazmín y Laura se conocieron en un restaurante vegetariano en Barrio Escalante. Jazmín era la clienta y Laura la chef.

“Ahí empezamos siendo amigas y luego empezamos a salir, más tarde nos casamos”, contó Jazmín Elizondo.  

La decisión fue impulsada por una mala experiencia que tuvo con una empresa de seguros.

“En realidad nos íbamos a vivir juntas, pero pasó una noche que me enfermé y Lalay (Laura) tenía un seguro e intentó llamar, realizó todo el proceso y al final le dijeron que solo se cubría al cónyuge, padres e hijos. En ese momento ella no podía decir que yo era su esposa, porque solo vivíamos juntas, habíamos hecho una ceremonia (14 de junio), pero no valía nada legalmente entonces nos respondieron que no podían servirnos, y Lalay respondió: “yo pago el servicio necesito que la atiendan”, indicó Jazmín.

Este rechazo de parte de la aseguradora las inquietó y molestó porque su relación solo valía para ellas dos.

“A partir de eso que dijimos: “¿cómo es posible que a pesar de que nosotras sintamos que el matrimonio es real entre nosotras, porque hicimos una ceremonia, no vale para nadie más que nosotras?” Entonces decidimos empezar a tomar acciones, porque yo tenía la particularidad que tenía la cédula masculina”, acotó Elizondo.

Matrimonio

La primera ceremonia fue el 14 de junio y ya para el 25 de julio se casaron formalmente.

El abogado y activista por los derechos LGTBIQ+, Marco Castillo, las casó aprovechando que a Jazmín por error la registraron como un hombre. En el 2015, el matrimonio entre dos personas del mismo sexo era ilegal, según el artículo 14 del Código de la Familia.

“Nos casamos como si fuéramos heterosexuales, se aprobó el matrimonio, luego sucedió todo el boom en la prensa, el Estado empezó a perseguiros, el proceso duró cinco años”, comentó Jazmín, quien trabaja como bartender en el restaurante de Laura.

El Registro Civil, ente adscrito al Tribunal Supremo de Elecciones, (TSE) denunció a la pareja ante el Ministerio Público. Se les acusó por haber insertado datos falsos concernientes al sexo biológico de Jazmín, al referirse a ella como «soltero» e «hijo de».

Según manifestó en su momento Luis Bolaños, director del Registro Civil, se tomó en consideración que el hecho de que las personas estaban conscientes de que el matrimonio era entre personas del mismo sexo, justificaba la denuncia.

A Laura y Jazmín las acusaban de cometer el presunto delito de matrimonio ilegal. En el artículo 176 del Código Penal, se establece: “serán reprimidos con prisión de seis meses a tres años los que contrajeren matrimonio, sabiendo ambos que existe impedimento que causa su nulidad absoluta”. Esta denuncia también iba en contra de los testigos del matrimonio y del letrado Marco Castillo.

El TSE procedió a corregir el sexo de Jazmín a femenino el 5 de noviembre del 2015, tras «viralizarse» su matrimonio.

Opinión Consultiva 

Después de varios años, el 5 de febrero de 2019, el Juzgado acogió la petición de la Fiscalía y realizó un sobreseimiento a favor de Laura, Jazmín, los testigos y Castillo.

La Fiscalía tomó su decisión debido a la opinión consultiva emitida en enero del 2018 por la Corte Interamericana de Derechos Humanos, sobre identidad de género, igualdad y no discriminación a parejas del mismo sexo, tras una consulta realizada por nuestro país en el 2016. Esto convirtió a Laura y Jazmín en el primer matrimonio homosexual con aval del Estado.

Nuevo proceso

El jueves anterior, el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) anuló el matrimonio de Jazmín y Laura tras recibir la orden del juez, Francis Porras León.

Mediante sentencia 307-2020 del 12 de mayo de 2020, Francis Porras León, Juez Decisor del Juzgado Notarial, ordenó que «procediera con ‘la cancelación definitiva e inmediata’ de ese matrimonio y que lo hiciera ‘dentro de las 24 horas’ después de haber recibido la notificación por correo», indicó Luis Guillermo Chinchilla, Oficial Mayor Civil del TSE.

«La notificación la recibí en mi buzón de correo institucional y del despacho que represento a las 15:55 y a las 16:02 del 13 de mayo, desde las cuentas de correo electrónico del Juez y del Juzgado Notarial, respectivamente. Por eso, el asiento registral de ese matrimonio fue cancelado y, a través del oficio DC-1976-2020, se le hizo saber a la autoridad judicial que lo ordenado fue cumplido», explicó el jerarca del Registro Civil.

Francis Porras León, en enero del 2019, firmó la suspensión de 13 años y un mes en contra del abogado Marco Castillo por casar a Laura y a Jazmín. Además, en esa ocasión deseaba anular el matrimonio, por lo que la pareja presentó una apelación.

Esta fue respondida hasta el 12 de mayo, el juez Porras León rechazó la apelación y procedió a cambiar la medida cautelar de cancelación, para que en 24 horas se procediera a anular la unión civil.

Laura y Jazmín fueron notificadas hasta 12 horas después. 

“Este juez está haciendo cosas que no le corresponden a él, y está ocultando información al Tribunal Notarial porque la vez pasada (febrero) que nosotros presentamos una apelación contra esto, ni siquiera lo mencionó para no tener que subirlo a los Tribunales Notariales que son sus superiores. Esto porque él está tomando parte, él no está actuando como un juez, él solo hace lo que considera que es, no actúa de una manera justa ni amparada a la ley, solo se inventa términos y cosas que no son a la luz de lo que es legal”, indicó Jazmín, indignada por la decisión.

Laura y Jazmín no se quedaron quietas y este martes, en consecuencia a la anulación de su matrimonio, presentaron un recurso de amparo ante la Sala Constitucional y una queja ante la Inspección Judicial por el actuar de Porras León. Además, presentaron una denuncia penal en su contra.

“Hemos tenido que luchar demasiado, pasar por un juicio penal… ganarlo. Después que la Corte Interamericana se pronunciara, respondiera la consulta de Costa Rica, que la Sala IV también se pronunciara y tras de todo tener que pasar por esto después, no tiene ningún sentido, no lo esperábamos”, acotó Jazmín.

¿Qué pasará el próximo 26 de mayo?

La famosa pareja desea seguir luchando por hacer valer su amor legalmente, así que este martes 26 de mayo desean celebrar el matrimonio igualitario, pero con el suyo inscrito nuevamente. 

“Estamos esperando salvar el matrimonio. Presentamos dos denuncias contra el juez que nos anuló el matrimonio. Esperamos celebrarlo con toda la dignidad de tener el matrimonio nuevamente inscrito”, dijo Elizondo.

¿Qué pasaría si eso no ocurriera? “Pues hacemos otra boda porque por dicha está el matrimonio igualitario ya aprobado”, indicó Jazmín. Laura, por su parte, agregó que “es una estupidez lo que se hizo porque es un acto de persecución innecesario, ya la ley está próxima, ya el matrimonio no estará prohibido y, además, cuando ganamos la ley no puede castigarnos retroactivamente. La ley nos protege en ese sentido”, concluyó. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook