Lista de reacciones que podemos sentir ante el desconfinamiento


El estado de alarma decretado por el Gobierno para hacer frente a la emergencia sanitaria del coronavirus ha supuesto el confinamiento durante semanas de la mayor parte de la población. Este periodo de tiempo ha sido un reto de adaptación ante una situación desconocida que ha generado incertidumbre, estrés, miedo o ansiedad, entre otras emociones, en muchas personas. 

Ahora se plantea otro nuevo escenario: el desconfinamiento. Tantos días sin prácticamente salir de casa puede tener consecuencias psicológicas y generar reacciones (negativas y/o positivas) de todo tipo dependiendo de la persona. 

Por esta razón, el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid, a través del Grupo de Urgencias, Emergencias y Catástrofes, ha publicado una guía para abordar de forma eficaz el proceso de desconfinamiento mediante una serie de pautas y herramientas.

Durante estas semanas la mayor parte de la ciudadanía ha permanecido en sus hogares y ha salido únicamente para actividades esenciales. Ahora, conforme avanzamos en las fases de la desescalada, aparece una nueva situación que puede generar episodios de estrés que se manifiestan a través de las siguientes reacciones descritas por la guía. 

Reacciones fisiológicas

¿Has sentido taquicardias o sensación de dificultad para respirar? ¿Te cuesta conciliar o mantener el sueño? Estas son algunas de las reacciones que se pueden manifestar en el organismo ante el estrés, la incertidumbre o la ansiedad que provoca este escenario en muchas personas. Otras de las reacciones son:

  • Opresión torácica.
  • Sensación de ahogo.
  • Tensión muscular.
  • Cefaleas.
  • Migrañas.
  • Alteraciones gastrointestinales.
  • Náuseas.
  • Mareos.
  • Sensación de inestabilidad.
  • Temblores.
  • Somatizaciones.

Reacciones cognitivas

Tras pasar tantos días sin salir a la calle muchas personas pueden sentirse desprotegidas e incluso vulnerables o indefensas. ¿Has soñado con la COVID-19? Las pesadillas, la falta de seguridad, la confusión o la desconfianza son otras reacciones que también pueden aparecer durante estos días.

  • Indecisión.
  • Aturdimiento.
  • Sensación de irrealidad.
  • Falta de concentración.
  • Pensamientos anticipatorios.
  • Rumiaciones.
  • Pensamiento catastrofista.
  • Negativismo.
  • Sensación de pérdida de control.
  • Alteraciones disociativas.

Reacciones emocionales

La psicóloga infantil Rosana Alegre, en su mesa de trabajo.

Sin duda, las reacciones emocionales como el miedo, la rabia, la tristeza por las pérdidas, el enfado, la desesperación o impotencia serán frecuentes en esta etapa para algunas personas.

Reacciones conductuales

Una de las conductas que se puede manifestar es la escasa adopción de medidas de autoprotección y autocuidado, así como la pasividad o el abandono. Por otra parte, el estar tanto tiempo distanciados físicamente puede influir en un distanciamiento emocional o aislamiento del entorno en el que nos encontramos, al igual que ocasionar conflictos personales, familiares o laborales. Otras reacciones conductuales que apunta el Colegio Oficial de la Psicología de Madrid son:

  • Conductas impulsivas.
  • Conductas compulsivas.
  • Conductas vigilantes.
  • Conductas de evitación.
  • Conductas de riesgo.
  • Conductas agresivas hacia uno mismo y/o hacia los demás.
  • Conductas desafiantes.
  • Alteraciones en la ingesta.

Reacciones positivas

El desconfinamiento no solo influye en la manifestación de reacciones negativas. Cabe recordar que este tipo de situaciones «pueden ser también una oportunidad de crecimiento personal debido a la capacidad de resiliencia que tenemos los seres humanos». 

Ahora se volverán a practicar los hábitos previos al inicio del confinamiento y a establecer las nuevas rutinas aprendidas durante este periodo. Cocinar, hacer más ejercicio físico, pintar, leer, compartir recuerdos o hablar con personas que hacía tanto tiempo que no lo hacías.

«Pueden aparecer cogniciones y emociones de satisfacción, alegría, esperanza, motivación, entusiasmo… podemos establecer nuevos objetivos personales y profesionales y vislumbrar la posibilidad de crecer, de reinventarse y de alcanzar nuevas oportunidades». 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook