Los científicos alertan de «evidencias abrumadoras» de transmisión del coronavirus por el aire


«Hay una evidencia abrumadora de que la inhalación del coronavirus representa una vía principal en la transmisión del COVID-19″. Es el contundente mensaje con el que un grupo de científicos de varias universidades estadounidenses han comenzado una carta, publicada en la revista Science, con la que pretenden disipar las dudas al respecto y zanjar la polémica desatada en torno a esta ruta de difusión del SARS-CoV-2.

Desde el inicio de la pandemia, hubo unanimidad en que el coronavirus se transmitía a través de gotas grandes de saliva que expelidas al toser o estornudar. Sin embargo,  la posibilidad de que el SARS-CoV-2 se propagase por aerosoles (partículas de muy pequeño tamaño) ha representado un punto controvertido en la difusión de la enfermedad. Ahora, estos investigadores quieren dejar fuera de toda duda que se trata de una vía de contagio «importante».

Aceptar que el virus se propaga en aerosoles no es algo menor. Las diferencias en el comportamiento de las gotas según su tamaño, como el alcance y el tiempo que permanecen suspendidos en el aire, pueden llevar a nuevas medidas de protección y hábitos para evitar el contagio.

«Los virus contenidos en las gotas de mayor tamaño típicamente caen al suelo en cuestión de segundos y a unos dos metros de la fuente, y pueden ser proyectados como pequeños perdigones a individuos en las proximidades. Debido a su escaso radio de alcance, la distancia física reduce la exposición», subraya la misiva.

Por el contrario, explican, los virus en los aerosoles pueden permanecer suspendidos en el aire varias horas, como en el humo, y ser inhalados. Además, pueden viajar más de dos metros y acumulares en hbaitaciones mal ventiladas, lo que puede provocar eventos de «superdifusión»



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook