Manifestantes prenden fuego y vandalizan el Congreso de Guatemala


Cientos de manifestantes tomaron este sábado el Congreso de Guatemala y le prendieron fuego a varias oficinas hasta ser desalojados por fuerzas de seguridad y cuerpos de bomberos, que apagaron el incendio.  

Los manifestantes, en su mayoría encapuchados, rompieron la puerta de ingreso al Congreso y las ventanas. Lanzaron antorchas de fuego dentro del edificio y avanzaron para destruir las instalaciones. También pintaron las paredes.

«Al que se le compruebe su participación en estos hechos delictivos les caerá todo el peso de la ley», dijo el presidente Alejandro Giammattei en Twitter.

Vicepresidente pide renuncia de Mandatario

El vicepresidente de Guatemala, Guillermo Castillo, pidió al presidente Alejandro Giammattei que renuncien juntos por «el bien del país», tras aprobarse en el Congreso el presupuesto 2021, el más grande en la historia, que genera endeudamiento y rechazo entre los guatemaltecos.

«Por el bien del país le he pedido que presentemos juntos la renuncia al cargo», dijo Castillo en un mensaje a la nación por redes sociales y enviado a periodistas en el grupo de Whatsapp de la vicepresidencia.

Asimismo, aseguró que le comentó al presidente que «las cosas no están bien» y admitió que no tiene una buena relación con el mandatario.

Castillo también dio un ultimátum al proponerle la renuncia ante el Congreso si no se corregía el rumbo.

El Congreso, en su mayoría integrado por el oficialismo y partidos afines, aprobaron esta semana el mayor presupuesto en la historia del país con casi 13.000 millones de dólares.

Sin embargo, la mayoría de fondos están dirigidos a infraestructura con empresarios y deja de lado el combate a la pobreza y desnutrición infantil que afecta a casi el 50% de los niños menores de cinco años.

Además de las protestas que ha generado, varias entidades económicas y analistas advierten que es un riesgo que un tercio del presupuesto sea financiado por deuda, como se propone.

Adicionalmente, el Congreso aprobó prestamos por más de 3.800 millones de dólares para atender la pandemia por el nuevo coronavirus, aunque solo se ha invertido menos del 15% de esos recursos.

Ante ello, la voz de indignación comenzó a surgir en distintos grupos sociales, que convocaron una manifestación para la tarde del sábado en la que pedirán la renuncia del mandatario.

Desde el principio de su mandato, que inició en enero pasado, Castillo y Giammattei han tenido diferencias, que salieron a la luz el 29 de mayo cuando el vicepresidente reveló en la prensa una conversación en la que le reclamaba tomar decisiones erróneas ante la pandemia por el covid-19.

El manejo de la crisis por parte de Giammattei, un médico de 64 años, ha sido duramente criticado por la oposición política y sectores sociales que denuncian carencias en los hospitales y deficiencias para atender a los grupos afectados por los confinamientos.





MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook