Merkel avisa a los alemanes de que se preparen para medidas más duras


La canciller alemana, Angela Merkel, advirtió este domingo a sus compatriotas de que se vayan preparando para asumir unas medidas más duras para prevenir la Covid-19, que podrían anunciarse a partir del próximo día 25, debido a que las actualmente vigentes no han tenido el éxito deseado.

«El hecho es que todavía no estamos ahí donde nos gustaría haber llegado con las restricciones de contacto, es decir, seguro que todavía tenemos que hacer alguna cosa más» para lograr nuevamente un rastreo efectivo de los contagios, declaró la canciller en una rueda de prensa para evaluar los resultados de la cumbre virtual del G-20.

Merkel no quiso avanzar medidas concretas, porque el objetivo es que los ciudadanos reciban «una respuesta conjunta y consensuada» a la que tienen derecho, dijo, y en la que se esta trabajando «de manera muy intensiva».

El ministro alemán de Finanzas, Olaf Scholz, señaló por su parte que tanto el gobierno federal como los estados federados están seguros de haber hecho lo correcto al introducir amplias restricciones a principios de noviembre.

«El hecho es que todavía no estamos ahí donde nos gustaría haber llegado con las restricciones de contacto»

Todos tienen claro también que «a pesar de los resultados visibles, todavía no es suficiente, porque no estamos donde quisiéramos estar en lo que respecta a las cifras de contagio», agregó.

«Y por eso todos intuyen también que tiene que haber una prolongación» de las medidas, lo que con seguridad será un elemento esencial de la decisión que se tome este miércoles, cuando se reúnan la canciller y los jefes de Gobierno de los länder, adelantó.

Ya a principios de la semana pasada Merkel tenía previsto consensuar con los poderes regionales un endurecimiento de las medidas restrictivas, pero se topó con la resistencia de los länder, a los que compete su implementación, por lo que todo quedó en un nuevo llamamiento a la población a minimizar los contactos.

Unos 300.000 casos activos en Alemania

Las autoridades sanitarias alemanas contabilizaron 15.741 nuevos contagios con covid-19 en las últimas 24 horas, 1.206 menos que hace una semana y 7.223 menos que ayer, y lejos del nuevo máximo de 23.648 casos registrado el viernes.

No obstante, en domingo y lunes acostumbra a darse un desfase de cifras de nuevos casos, debido a que en fin de semana no todos los estados federados comunican sus datos y los laboratorios realizan menos tests.

Según datos del Instituto Robert Koch (RKI) actualizados la pasada medianoche, la cifra de positivos desde que se dio a conocer el primer contagio en el país a finales de enero asciende a 918.269, con 14.022 víctimas mortales, 138 más en un día.

El RKI calcula que alrededor de 603.800 se han recuperado de la enfermedad y que en la actualidad hay unos 300.400 casos activos.

En el conjunto de Alemania, la incidencia acumulada en los últimos siete días se sitúa en 140,7 casos por cada 100.000 habitantes.

Después de que las cifras de infecciones diarias aumentaran notablemente en octubre y principios de noviembre, los números parecen estabilizarse, aunque a un nivel todavía demasiado elevado, y aún no se observa el descenso consolidado al que se aspiraba con la introducción a comienzos de este mes de nuevas restricciones.

El objetivo ahora es lograr una incidencia acumulada por debajo de 50 por 100.000 habitantes que permita a las autoridades sanitarias rastrear de nuevo todos los casos.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook