«Mi mujer me ha dejado, no quiere relacionarse desde la dependencia, ¿podré reconquistarla?»


Tener la mejor formación es clave para afrontar los distintos retos y problemas con los que nos cruzamos a menudo. Y no solo se trata de formación académica, sino de tener las destrezas necesarias para, precisamente, abordar con éxito las situaciones que la vida nos depara en todos los ámbitos: laboral, emocional, personal, familiar…

Con ese fin 20minutos pone en marcha cada semana un consultorio de coaching de la mano de nuestra experta Magda Barceló. Para plantear tu duda escribe un correo electrónico a consultoriocoaching@20minutos.es.

Conductas de apego

CONSULTA Leí tu hermoso artículo en Aqual sobre el confinamiento, estoy recién separado despúes de 26 años de amor hacia mi mujer, ahora ella a los 50 años me plantea que siempre tuvo conductas de apego y que no quiere relacionarse más desde la dependencia y decidió irse.

Quedé solo viviendo con mi hijo y siento que yo aliento su desarrollo personal pero no hacía falta romper el vínculo. Qué puedo hacer, sé que lo debo aceptar pero ¿podré esperar y reconquistarla?

RESPUESTA DE LA EXPERTA Gracias por tu apreciación. Intento imaginar cuán difícil debe ser vivir en tus circunstancias y me resulta doloroso. Lo inesperado no cesa de llamar a nuestras puertas. Y más en el terreno de las relaciones, en tiempos del #metoo. El consejo que te doy consiste en plantearte la pregunta: ¿Qué puedes aprender de esto?

Me genera curiosidad tu frase “quedé solo viviendo con mi hijo y siento que yo aliento su desarrollo personal pero no hacía falta romper el vínculo”. De ella me surgen las siguientes preguntas: ¿Qué rol tienes en generar o cultivar conductas de dependencia en ella? ¿Qué ganabas tú en la relación con su dependencia (real o no)? Te animo a examinar cualquier creencia que contribuyera a erosionar la relación.

Me preguntas qué puedes hacer. Está en tus manos respetarla, respetar su decisión, asumir tu parte de responsabilidad, etcétera… Y tanto si vuelves con ella como si no, te resultará útil reflexionar sobre los cambios que necesitas realizar en ti mismo para no repetir de nuevo este patrón.

Gestionar el tiempo

CONSULTA He leído algo sobre la teoría del mito de la gestión del tiempo y me gustaría conocer su opinión. ¿Realmente es efectivo y no estresante dividir en trozos los días?

Algunas personas de las que habla el artículo lo hacen cada diez minutos. Gracias por su tiempo.

RESPUESTA DE LA EXPERTA No soy partidaria de hiper-fragmentar el tiempo, entendido en el sentido de milimetrar cada hora o minuto controlando lo que hay que hacer. Me parece antinatural y estresante.

Le puedo compartir mi enfoque que consiste en estructurar el tiempo, poniendo en el centro el propósito vital de uno mismo. Para ahondar en el tema del propósito vital le animo a leer mi libro ‘Tu vida épica’.

Estrucuturar el tiempo significa tener una intención para cada franja de tiempo, incluyendo en la estructura tiempos sin intención. Uno genera la estructura para que pasen ciertas cosas, luego lo que pase o no no depende solo de nosotros. Un vez dentro de la franja de tiempo, ser fieles a la intención que habíamos planeado y también dar espacio a la creatividad del momento, sin olvidarnos de ser flexibles.

Por ejemplo, me estrucuturo la mañana para hacer tareas de la casa, hacer deporte y trabajar. Bien, pues al levantarme según mi predisposición empiezo por una cosa o la otra. Durante la hora que destino a hacer ejercicio puede que un día me sienta muy en forma y ejercite de forma intensa y otro me sienta con menos fuerza y lo haga más suavemente. Respeto el contenedor de tiempo que he reservado para la actividad y soy flexible en el cómo.

En mi práctica de coaching he constatado que cuando intentamos hacer cosas que no hemos hecho nunca o forjar un nuevo hábito necesitamos tener una intención muy firme para vencer resistencias internas. La fuerza de nuestra determinación nos ayuda a atravesar la resistencia, una y otra vez, y poco a poco irá perdiendo fuerza.

Esta es mi forma de relacionarme con mi tiempo. ¿Cuál es la suya? Cualquier técnica necesita que la hagamos nuestra. Es decir que la probemos y nos quedemos con las partes de la misma que nos resulten útiles, y abandonemos el resto.

El trabajo no aporta

CONSULTA Me he dado cuenta de que mi trabajo no me aporta nada. Gano suficiente para vivir y darme algún capricho de vez en cuando. Tengo 47 años y lo que me da miedo es dejarlo todo y empezar de cero por el riesgo de fracasar. ¿Qué hago?

RESPUESTA DE LA EXPERTA Dice que su trabajo no le aporta nada, celebro que haya tomado consciencia de ello. Hay personas que no se dan cuenta nunca de ello, o cuando lo hacen es ya demasiado tarde. Es bastante joven aún y…. ¡existen tantos enfoques y riesgos que puede tomar!

El miedo nos avisa de lo desconocido. En él habitan la excitación de la aventura y el temor por el fracaso. También nos dice: ¡estoy vivo! y esto es siempre una buena noticia.

Mi visión sobre el trabajo es que este tiene que estar vinculado al propósito personal de uno. De no ser así, al trabajar, en lugar de ganarnos la vida nos ganamos la muerte, pues la vitalidad se escurre sin remedio de nuestro organismo.

Existen muchas formas de expresar su propósito personal y este no consiste solamente de un ‘qué’ particular, sino sobre todo en un ‘cómo’. Su forma única de hacer las cosas. Para ahondar en su propósito le recomiendo la lectura de mi libro ‘Tu vida épica’.

Parafraseando a la poeta norte americana Mary Oliver le pregunto: ¿Qué piensas hacer con tu única, salvaje y preciosa vida?

Le dejo con el poema completo de Mary Oliver, que yo misma traduje.

Día de verano

¿Quién creó el mundo?

¿Quién creó al cisne, al oso negro?

¿Quién creó al saltamontes?

Me refiero a este saltamontes,

el que acaba de propulsarse en la hierba,

el que está comiendo azúcar de mi mano,

el que está moviendo las fauces de atrás adelante y no de arriba abajo,

el que mira a su alrededor con enormes ojos intrincados.

Ahora levanta sus pálidos antebrazos y se lava la cara a conciencia.

Ahora despliega súbitamente sus alas y se aleja flotando.

No sé muy bien lo que es una oración.

Sin embargo sé cómo prestar atención

y sé cómo caer sobre la hierba,

sé cómo arrodillarme en la hierba,

sé cómo saberme ociosa y bendecida,

sé cómo pasear a través de los campos,

es lo que llevo haciendo todo el día.

Dime, ¿qué más debería haber hecho?

¿Si no es verdad que al final todo se muere, y demasiado pronto?

Dime, ¿qué es aquello que piensas hacer con tu única, salvaje y preciosa vida?

Cómo estudiar Coaching

CONSULTA Me interesa el mundo del coaching. Me gustaría saber qué es lo que hay que hacer, estudiar, o la manera de formarse para llegar a tener mi propia consultoría. ¿Se puede convertir uno en un líder escuchando a un formado? Gracias por su atención.

RESPUESTA DE LA EXPERTA ¡Me alegro que le interese el coaching! Por supuesto que SE PUEDE convertir uno en líder. Tiene que convertirse en el líder de su propia vida. Es su mayor responsabilidad. 

Cualquier otra cosa es anestesiarse malgastando el increíble viaje de estar vivo. Crear la vida que nos da sentido usando nuestros dones y poder. Vinimos aquí con poder, casi siempre con más poder del que creemos tener. Fíjese sino en cómo emerge el poder real de uno mismo en situaciones adversas.

Formarse, estudiar, leer, escuchar a personas con experiencia… todo esto es bueno y recomendable, siempre y cuando no esté desconectado de la acción. La acción es fundamental. Le animo a dar pequeños pasos hacia aquello que le da sentido. 

Con cada pequeño paso el universo le responderá y con el proceso aprenderá de ello. Preocúpese de buscar el sentido y no la felicidad. También pregúntese si lo que usted quiere es bueno para usted y también bueno para el mundo. Si la respuesta es afirmativa y ello consiste en tener su propia consultoría, ¡pues adelante!



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook