Motociclismo tico no escapa de la crisis por el COVID-19


(CRHoy.com) Los deportes de motor en Costa Rica y en específico motociclismo se han visto afectados por el COVID-19 y han tenido que suspender más de 24 eventos, que ya estaban en el calendario.

Según la Federación de Motociclismo Costarricense, las afectaciones han sido muchas, tanto en el plano económico como deportivo, debido a la cancelación de las actividades.

En total estiman que unos 400 pilotos se quedaron en el aire tras las suspensión de las competencias, pues muchos de los patrocinadores retiraron su apoyo.

Las actividades tenían programaciones desde febrero hasta noviembre del presente año, y solamente dos asociaciones deportivas pudieron realizar su primera fecha, Alta Cilindrada en febrero y la Moto velocidad a inicios de marzo.

El motociclismo competitivo también ha sido afectado, nuestros pilotos necesitan asistir a pistas y circuitos deportivos públicos para su preparación física”, afirmó Marco Cercone, Presidente de la Federación de Motociclismo Costarricense.

Desde que se les prohibió competir, las máximas autoridades del motociclismo nacional empezaron a tener reuniones para definir el reajuste del calendario.

No hemos dejado de reunirnos de forma virtual, en busca de las estrategias para el regreso del motociclismo competitivo, creemos que lograremos tener nuestros campeonatos 2020”, señaló.

Se espera que con las nuevas regulaciones, se puedan abrir algunas pistas de manera controlada para poder retomar los entrenamientos y así los pilotos pueden regresar a la normalidad.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook