«Nací viejo, pero moriré joven»


El Milan comenzó la temporada de la Serie A con victoria el pasado lunes contra el Bolonia, en un encuentro en el que Zlatan Ibrahimovic se erigió como el indiscutible líder rossonero con un doblete imperial para demostrar que, a pesar de estar a una semana de cumplir 39 años, tiene una calidad goleadora inagotable.

Gradas vacías del Allianz Stadium de la Juventus durante un partido sin público.

Con estos dos tantos, el delantero sueco sigue con su racha anotadora, después de haber visto puerta también el pasado jueves en el partido de la fase previa de la Europa League contra el Shamrock Rovers, acumulando así tres en dos partidos. 

No en vano, ‘Ibra’, en su habitual tono altivo, se destacó por encima del resto haciendo gala de su calidad pese a estar cerca de cumplir la cuarentena. «Si tuviera 20 años, hubiese marcado cuatro goles, pero «por suerte» tengo 38. Soy como Benjamin Button: nací viejo, pero moriré joven», bromeó.

Sin embargo, el sueco no quiere que su edad sea una referencia comparativa con otros futbolistas más jóvenes. «Soy el primero en ponerme presión a mí mismo. No quiero hablar sobre mi edad comparándome con otros jugadores. Quiero que me juzguen en igualdad de condiciones, como si tuviera 20 años«, admite.

La vuelta de la Serie A supuso también el regreso de los aficionados a las gradas, con una asistencia de unos mil espectadores. El Gobierno italiano autorizó este fin de semana la presencia de un número limitado de público.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook