País se ahorrará unos $500 millones en factura petrolera este año


  • Se proyecta una caída en el consumo cercana al 10%, según Banco Central

Foto CRHoy

(CRHoy.com) La crisis ocasionada por la pandemia, la reducción en los precios internacionales del petróleo y el menor consumo a nivel local debido a las medidas de confinamiento, traerá un alivio a las finanzas del país al cierre de este año, cercano a los $500 millones, más de ₡283 mil millones al tipo de cambio actual.

Este es el monto que la Refinadora Costarricense de Petróleo (Recope) y el Banco Central estiman que el país se ahorrará en compras de combustible al pasar de pagos por $1.576 millones en 2019  a alrededor de $1.015 millones este 2020.

Solo durante marzo, primer mes que se aplicaron medidas contra la pandemia en el país, Recope había reportado una reducción cercana al 21% en las ventas de combustibles a nivel nacional.

Este rubro implicó una reducción en los ingresos cercanos a los ₡20 mil millones comparado con el mismo mes del año pasado.

Para este 2020, según el presidente del Banco Central, se estima en una contracción general en el consumo de los combustibles cercana al 10%, motivada por las medidas de restricción vehicular y de teletrabajo aplicadas en el país.

Durante 2019  Costa Rica importó alrededor de 22,2 millones de barriles de derivados del petróleo. La estimación es que para este año la cifra baje a 20,6 millones.

El precio promedio rondó los $71 por barril, y para este año ya se reportan importantes reducciones.

A nivel internacional los precios del crudo a futuro han caído incluso a cifras negativas.

Pero esto es un aspecto que Recope no puede aprovechar del todo. Según explicó el director de Comercio Internacional de la Refinadora a CRHoy, Erick Solano, Costa Rica no compra crudo pues en el país no se refina,.

Además, aún y cuando los precios de los productos que el país compra se han mantenido entre los $25 y $35 en promedio, existen costos adicionales que deben pagarse al momento del embarque, los cuales no son fijos.

Aún así, la proyección es que los precios se mantengan relativamente bajos por el resto del año e incluso durante 2021, según indicó Rodrigo Cubero.

Estas reducciones en los precios tienen un efecto directo en un indicador económico que lleva el Banco Central, denominado términos de intercambio. Básicamente lo que mide es la ganancia o pérdida que enfrenta el país por exportar e importar bienes. 

La cifra tiende a ser negativa cuando el país importa más de lo que exporta. Este año, tomando en cuenta la reducción en la importación de combustibles, los términos de intercambio terminarían siendo positivos para el país; es decir, cerraríamos con una ganancia neta estimada en un 3,1% por el Ente Emisor.

Esta cifra se irá reduciendo conforme avance el tiempo.

 

Haga clic para ver más noticias sobre:
Economía.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook