Para celebrar los 30 años del Hubble, la NASA te permite ver lo que observó el telescopio espacial el día de tu cumpleaños


El 24 de abril de 1990, el telescopio espacial Hubble de la NASA fue lanzado a bordo del transbordador espacial Discovery. Han pasado ya 30 años desde aquel hecho histórico y en estas tres décadas el Hubble se ha convertido en algo a la vez icónico y casi entrañable: es seguro el telescopio más famoso y más querido de todos los tiempos.

Y puedes celebrar este 30 aniversario de una manera muy especial: el Hubble explora el universo 24 horas al día, 7 días de la semana, lo que significa que “ha observado algunas maravillas cósmicas fascinantes todos los días del año, incluso en tu cumpleaños”, dicen desde la web de la NASA. ¿A qué miraba el Hubble el día de tu cumpleaños? Ahora puedes saberlo solo poniendo en dicha página el mes y el día de en que naciste.

Además, para celebrar estos 30 años de éxito, las dos agencias espaciales que pusieron el proyecto en marcha -la estadounidense, la NASA, y la europea, la ESA– han lanzado una recopilación de las mejores imágenes captadas por el telescopio. ‘30 años, 30 imágenes. Una imagen cautivadora de cada uno de los 30 años de órbita del Hubble’ es un bonito homenaje a estas tres décadas de trabajo que han apartado tanto a la astronomía y la ciencia.

Algunas de las imágenes seleccionadas para celebrar el 30 aniversario del Hubble.
Algunas de las imágenes seleccionadas para celebrar el 30 aniversario del Hubble.
NASA Hubble Space Telescope

El Hubble, estos 30 años

Todo el mundo conoce el Hubble: es un telescopio que orbita en el exterior de la atmósfera, en órbita circular alrededor de la Tierra a 593 kilómetros sobre el nivel del mar, con un período orbital entre 96 y 97 minutos.

Desde la década de los 70 la NASA y la ESA empezaron a trabajar en un telescopio espacial que pudieran colocar más allá de la atmósfera para tomar imágenes más claras del universo. Después de mucho trabajo, ambas agencias lanzaron al espacio el Hubble, bautizado en honor al astrónomo Edwin Hubble.

El telescopio espacial Hubble visto desde el transbordador espacial Atlantis durante la misión STS-125 en 2009.
El telescopio espacial Hubble visto desde el transbordador espacial Atlantis durante la misión STS-125 en 2009.
Ruffnax (Crew of STS-125)

Mucho ha llovido desde la primera imagen en blanco y negro -y bastante borrosa- que envió el telescopio en mayo de 1990: su objetivo era ilustrar la resolución mejorada del telescopio en comparación con los observatorios terrestres. Desde entonces, el Hubble se ha mejorado muchísimo y ahora es capaz de ofrecer fotografías que dejan sin aliento.

Su diseño ha permitido que los astronautas lo reparen y actualicen con tecnología avanzada, convirtiéndolo en uno de los telescopios más longevos y valiosos de la astronomía. Pero este querido observatorio ya tiene un sucesor en camino: el telescopio espacial James Webb, desarrollado gracias a la colaboración de aproximadamente 17 países y construido y operado conjuntamente por la NASA, la ESA y la Agencia Espacial Canadiense que está previsto que se lance a los cielos en mayo de 2021.

La primera imagen, en blanco y negro, enviada por el Hubble en mayo de 1990.
La primera imagen, en blanco y negro, enviada por el Hubble en mayo de 1990.
NASA

‘Cosmic reef’

La imagen principal de este artículo es la que la NASA desveló el pasado 24 de abril para celebrar estos 30 años del Telescopio Espacial Hubble: “un nuevo y sorprendente retrato de una tormenta de fuego del nacimiento de una estrella en una galaxia vecina».

En este retrato del Hubble, la nebulosa roja gigante (NGC 2014) y su vecino azul más pequeño (NGC 2020) son parte de una vasta región de formación estelar en la Gran Nube de Magallanes, una galaxia satélite de la Vía Láctea, ubicada a 163.000 años luz. La imagen recibe el apodo de ‘Cosmic Reef’ -en inglés, ‘Arrecife Cósmico’-, porque se asemeja a un mundo submarino.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook