Policías de Tránsito improvisan baños fuera de sus casas para evitar contagio por COVID-19


Durante los operativos por la restricción sanitaria, los policías de Tránsito han improvisado baños fuera de sus casas para evitar el contagio e incluso han hecho multas mayores al valor de los vehículos.

Los vemos todos los días en carretera, pero detrás de cada uno de los uniformes hay seres humanos, padres, madres e hijos que sacrifican su vida y el tiempo con sus familias para cuidar de los demás en medio de la emergencia por COVID-19.

Ellos no pueden dejar de salir a las calles, por eso aumenta el temor de enfermar o contagiar a sus seres queridos.

En los últimos días se han presentado varios hechos que llamaron la atención. Durante uno de los operativos el oficial Johnny Vázquez se comunicó con un conductor sordo por medio del lenguaje lesco.

Él es uno de los 4 policías de Tránsito que aprendieron el lenguaje de señas.

En San José de Upala oficiales de la Policía de Tránsito realizaron múltiples multas a un solo conductor que viajaba en motocicleta. La suma de las infracciones superó el valor del vehículo.

Unos 750 policías de Tránsito trabajan en los operativos de restricción vehicular a lo largo del territorio nacional.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook