Por qué no deberías enchufar una regleta a otra regleta o a un alargador


Las regletas en el uso doméstico o en el lugar de trabajo se han vuelto imprescindibles, ya que permiten enchufar varios dispositivos o aparatos electrónicos al mismo tiempo

Además, la mayoría de salas o estancias de la casa no cuentan con más de uno o dos enchufes, por lo que las regletas son el aliado perfecto con la llegada y aumento de las tecnologías en el hogar. 

¿Por qué no hay que enchufar una regleta a otra?

Sin embargo, a la hora de usar estas herramientas, no todo vale. Es necesario seguir una serie de consejos y recomendaciones para tratar de evitar problemas referidos a las sobrecargas de electricidad. 

En muchas ocasiones, la recomendación de no enchufar una regleta en otra viene escrita en la parte posterior del  propio soporte. Esta recomendación se da porque, al hacerlo, el objetivo es enchufar más aparatos de los que caben el la regleta que está enchufada a la toma de corriente.

Esto puede provocar una sobrecarga de energía, al superar la potencia recomendada por el fabricante, lo que puede hacer que se calienten los cables y el soporte, produciendo cortocircuitos e, incluso, incendios. 

Enchufe, enchufes, regleta, electricidad, red eléctrica

Además de esto, otra de las recomendaciones es que no todos los dispositivos electrónicos pueden conectarse a estas regletas y tampoco se debe superar los cinco dispositivos enchufados a la vez, aunque haya posibilidad de conectar hasta diez a la vez en algunas regletas. 

Por último, hay que tener en cuenta el índice de protección marcado en las regletas contra el polvo y la humedad y no enchufar más de una regleta en una misma toma de electricidad. 



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook