Pueblo guanacasteco incomunicado por robo de 5135 metros de cable


La semana anterior, Teletica.com dio a conocer la historia de Iker (5 años) y Génesis (6 años). Ellos son dos hermanos que caminan más de un kilómetro para poder conectarse a sus clases virtuales.

Los niños viven en la comunidad de San Jorge de Coyote, Nandayure. No solo ellos sufren las consecuencias de la falta de servicios, todos los vecinos de la zona se encuentran incomunicados. 

Porfirio Mora, abuelo de los menores, contó que desde hace un año le robaron el cableado telefónico a la comunidad y desde entonces el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) no les ha solucionado esta problemática.

Ante dicha denuncia este medio le consultó al ICE y respondieron este lunes. 

«Efectivamente, la comunidad de San Jorge de Nandayure ha sido perjudicada por el robo de cable, situación que afecta a muchos sectores del país. En esta zona, tenemos registradas tres denuncias asociadas a este delito, en las que los delincuentes han sustraído 5.135 metros de cable».
  
«La institución se encuentra elaborando un plan integral para restablecer el servicio en la zona y evitar que la infraestructura vuelva a ser sustraída, como se ha dado en ocasiones anteriores», agregó la institución. 

Mientras tanto, los vecinos denuncian posibles riesgos al no poder llamar al 9-1-1 si se presenta una emergencia. 

El ICE está sustituyendo 16 kilómetros de la red de fibra óptica que alimenta a las radiobases de telefonía móvil en la zona, ya que ha sido afectada por roedores. Al 31 de julio, el avance es de 50%.

El ICE registra ​pérdidas económicas que superan los ₡1.292 millones por robo de cable en lo que va del 2020.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook