¿qué es y cómo funciona la cotización por módulos o estimación objetiva?


El pago de impuestos para trabajadores autónomos puede ser de estimación directa o de estimación objetiva (tributación por módulos). Se calcula que aproximadamente 500.000 trabajadores en España están acogidos a este último sistema fiscal para el pago de sus tributaciones a Hacienda.

Este sistema de pago, de acuerdo con la información recogida en el blog de Bankia, sirve para facilitar a muchos trabajadores por cuenta propia la gestión de su fiscalidad. «Así, es aplicado en determinadas actividades como los bares o peluquerías». Es un modo enfocado a sectores como la hostelería, la construcción o el comercio minorista, entre otros. 

«La gestión de los impuestos se facilita permitiendo una contabilidad mucho menos detallada, ya que no es necesario llevar libros de ingresos y gastos, aunque sí es obligatorio conservar las facturas emitidas y recibidas y los justificantes de los módulos aplicados», detalla. 

Sencillez en la contabilidad

El funcionamiento de este sistema de pagos establece una escala, de acuerdo a unos indicadores, «en la que te dicen exactamente cuánto te corresponde pagar trimestralmente», en relación a las tributaciones que tienen que hacer los autónomos como el IVA o el IRPF, además de la declaración de la renta. 

Los indicadores mencionados pueden depender, por ejemplo, del tamaño del local, del consumo de luz y gas, del número de personal al cargo o de la estacionalidad del negocio. 

De acuerdo a estos indicadores se constituye el pago fraccionado que le corresponde al trabajador autónomo pagar de forma trimestral. Por tanto, este tipo de sistema de estimación objetiva tiene como principal ventaja la sencillez en la contabilidad. 

Situación actual de excepcionalidad

Ante la situación de crisis actual, los técnicos de Hacienda advierten que estos trabajadores autónomos acogidos a este sistema podrían verse perjudicados e instan a la ministra de Hacienda a «suavizar» el cobro al colectivo y facilitar que se salgan de este sistema de pagos. 

«Los empresarios que tributan en el régimen de módulos tienen que seguir pagando las mismas cantidades, aunque su actividad se haya reducido considerablemente o incluso haya tenido que cerrar como consecuencia del coronavirus”, ha denunciado el sindicato de Técnicos del Ministerio de Hacienda (Gestha) en un comunicado en su web.

Por ello, desde el sindicato han propuesto dos medidas para hacer frente a esta situación. Por un lado, «aplicar una reducción temporal y selectiva del rendimiento anual de los módulos de estimación objetiva del IRPF y del régimen simplificado del IVA dadas las circunstancias excepcionales». 

Por otro lado, señalan, que se abra un plazo extraordinario para a este régimen de módulos tras realizar el primer pago previsto para el próximo 20 de abril, con efectos retroactivos desde el 1 de enero de 2020.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook