Qué hacer para que nuestra piel no empeore con el uso de mascarillas y de geles hidroalcohólicos


La pandemia de coronavirus ha hecho que adoptemos unas medidas de prevención a las que no estamos acostumbrados, como el uso generalizado de mascarillas o al lavado tan frecuente de manos con jabón o con geles hidroalcohólicos. Y debido a estos sistemas de protección se está incrementando la incidencia de algunas enfermedades de la piel, y especialmente a raíz del uso continuado de mascarillas, tales como los eccemas irritativos faciales (rojez, picor, escozor, descamaciones, acné), como reconoce la doctora Cristina Corredera, dermatóloga del Hospital Quirónsalud Valencia.

En concreto, esta especialista comenta que son varios los factores que influyen a la hora de que se desarrollen estas patologías cutáneas por el uso de las mascarillas: “Éstas se deben fundamentalmente al roce continuado de la misma, así como al efecto oclusivo de las mascarillas, al mismo tiempo que por ejemplo hay personas que son alérgicas a las mismas, o bien les causan patología por el acúmulo de sudoración que se genera tras llevarlas durante un tiempo prolongado”.

En este contexto no hay que olvidar el mensaje lanzado desde la Academia Española de Dermatología y Venerología (AEDV), que recuerda el papel que tienen la piel y las mucosas como barrera frente a la posible entrada de gérmenes. “La piel actúa como una primera línea de defensa contra los agentes externos. Debemos intentar mantener esa barrera lo más intacta posible para que continúe ejerciendo su función correctamente, así como tratar de forma precoz las posibles alteraciones que puedan aparecer”, agrega la doctora Corredera.

En esta misma línea trabaja el especialista de la Unidad de Dermatología del Hospital Quirónsalud Torrevieja, el doctor José Carlos Pascual, quien remarca que algunas enfermedades cutáneas están empeorando, o incluso se están produciendo sobreinfecciones, como consecuencia del empleo de las mascarillas y de otros elementos de protección contra la nuevo coronavirus: “Éste sería el caso de la dermatitis irritativa de contacto, que tiene lugar principalmente en las manos y en el rostro, así como el empeoramiento de enfermedades preexistentes como el acné, la rosácea, la dermatitis seborreica, y la dermatitis atópica”.

A su juicio, estos problemas se centran en dos localizaciones: en los tercios inferior y medio de la cara y de las manos. Asimismo, cree que estos problemas serán aún más prevalentes con el aumento de las temperaturas y de la humedad propios del verano.

¿Qué podemos hacer?

El doctor José María Ricart, jefe de la Unidad de Dermatología del Hospital Quirónsalud Valencia, ve aconsejable que en estos días de pandemia intensifiquemos la hidratación de la piel, sobre todo antes de salir de casa, al mismo tiempo que evitemos maquillajes oclusivos. “Con la mascarilla puesta durante muchas horas se fomenta la obstrucción de los poros. Además, ahora mismo no es época de probar nuevos cosméticos o cosméticos agresivos. Hay que volver a los productos que sabemos que nuestra piel tolera y nos hacen sentir bien”, subraya el especialista.

Otro de los puntos a tener en cuenta, según la dermatóloga de Quirónsalud Valencia Cristina Corredera, es la limpieza del rostro con el limpiador habitual, para potenciar la transpirabilidad de la piel, al tiempo que debemos hidratar, reparar y reforzar la piel.

“Activos como el ácido hialurónico de alto y bajo peso molecular asegurarán la hidratación a diferentes niveles; los pre y probióticos ayudarán a fomentar una reparación natural de nuestra piel y reforzarán sus sistema defensivo y los proteoglicanos potenciarán la retención de agua en nuestra piel”, aconseja, al mismo tiempo que apunta que encontrar una fórmula que aúne todos estos activos cubrirá con un solo uso todas las necesidades de nuestra piel en estas circunstancias.

A su vez, el jefe del Servicio de Dermatología de Quirónsalud Valencia remarca que ante la aparición de patología cutánea persistente, y fruto del empleo de estos sistemas de protección, ésta debe ser valorada y tratada por los servicios de Dermatología, cuya actividad ya ha sido retomada ante esta nueva normalidad.

“No se debe tener miedo a la hora de acudir al centro hospitalario. Estos han diseñado circuitos limpios de coronavirus y, por ejemplo, el Hospital Quirónsalud Valencia donde trabajo cuenta con la certificación ‘Applus+ Protocolo Seguro frente al Covid-19’, tras corroborar que el centro es un espacio protegido, controlado y alineado con los estándares más exigentes frente al coronavirus”, explica el especialista.

Ante síntomas de problemas en la piel

Por eso, y ante el menor síntoma de agravamiento en una patología cutánea, el dermatólogo de Quirónsalud Torrevieja, el doctor Pascual, insiste en que hay que acudir al hospital sin miedo al contagio, y recuerda que los principales síntomas de estas patologías pueden manifestarse como rojeces que pican especialmente en las zonas en contacto con la mascarilla.

“Esto se denomina ‘dermatitis irritativa’. También pueden favorecer el desarrollo de acné, sobre todo en mujeres de edad adulta, que se caracteriza por la aparición de pápulas (granos rojos) y de pústulas que se localizan alrededor de la boca y en la barbilla”, detalla Pascual, cuyo centro también cuenta con el sello Applus+.

Mientras, señala que otro grupo de pacientes especialmente en riesgo de complicaciones cutáneas por el uso de mascarillas son aquellos que padecen rosácea, una enfermedad que se asocia a una piel muy intolerante ante cualquier agresión física, como el frío, el calor, el sol, o los cosméticos, y en este caso por el uso de la mascarilla.

Finalmente, y para evitar estas patologías desde la AEDV sugieren: «No usar maquillaje; sí hidratantes adecuadas al tipo de piel y edad; lavar la cara con agua templada y jabones limpiadores suaves y sin fragancias, evitando sustancias potencialmente irritantes; si se identifican problemas cutáneos con un tipo concreto de mascarilla, intentar usar otra similar (en cuanto a nivel de protección) de materiales diferentes».

Siempre con mascarilla

En este sentido, y a pesar de los efectos de la mascarilla sobre nuestra piel, los dermatólogos de Quirónsalud insisten en el uso de la mascarilla por encima de todo, ya que los estudios confirman que el uso continuado de la misma reduce considerablemente la propagación y el contagio del nuevo coronavirus SARS-CoV-2.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook