Qué hacer y qué no hacer si me pica una medusa en el mar


La mayor afluencia de bañistas en las playas durante la época de verano hace aumentar las picaduras a causa de las medusas. Estos animales que habitan en el mar poseen tentáculos que secretan toxinas, las cuales pueden causar daños en contacto con la piel. 

Estas picaduras pueden variar mucho en cuanto al nivel de gravedad y, aunque en la mayor parte de los casos solamente producen daños cutáneos, hay en ciertas ocasiones que pueden provocar enfermedades en todo el cuerpo o, en casos extremos, la muerte. 

¿Qué hacer en caso de sufrir la picadura de una medusa? 

Estas picaduras que son más o menos frecuentes durante los meses de verano, normalmente, se tratan mediante cuidados de primeros auxilios y tratamiento médico, en función del tipo de medusa, la gravedad de la picadura y tu reacción a ella, tal y como informan desde Mayo Clinic.

  1. Con cuidado, arranca los tentáculos visibles con unas pinzas finas.
  2. Remoja la piel en agua caliente, entre los 43 y los 45°C. Se debe sentir calor, no quemarse, por lo que hay que comprobar la temperatura del agua antes de aplicarla. Hay que mantener la piel afectada sumergida o en una ducha caliente durante 20 o 45 minutos.

Para concluir que se ha sufrido la picadura de una medusa, es importante conocer los diferentes síntomas que pueden presentarse, los cuales son más o menos graves. Según Sanitas, pueden ser los siguientes: 

  1. Erupción cutánea leve.
  2. Calambres musculares y dificultad respiratoria.
  3. Cambios en el pulso.
  4. Desmayo.
  5. Dolor en el pecho.
  6. Dolor abdominal.
  7. Dolor de cabeza.
  8. Dolores y espasmos musculares.
  9. Entumecimiento y debilidad.
  10. Dolor en brazos y piernas.
  11. Mancha roja y elevada donde ocurrió la picadura.
  12. Rinorrea y ojos llorosos.
  13. Dificultad para deglutir.
  14. Sudoración.

¿Qué no se debe hacer?

Algunas creencias populares bastante extendidas apuntan a ciertas acciones que se deben llevar a cabo cuando se sufre la picadura de una medusa. Sin embargo, estas acciones no dan resultado o no se ha demostrado que den resultado, según la organización Mayo Clinic: 

  1. Quitar los aguijones.
  2. Enjuagar con agua de mar.
  3. Enjuagar con orina humana.
  4. Enjuagar con agua dulce.
  5. Aplicar ablandador de carne.
  6. Aplicar alcohol, etanol o amoníaco.
  7. Frotar con una toalla.
  8. Colocar vendas de inmovilización por presión.



MÁS INFORMACIÓN

SiteLock
Facebook